• Escrito el octubre 10 2012 por Leticia Garnica en Blog | 0 comentarios

    Click for details

    ¡Sí, correr está de moda! Se trata de un deporte saludable, económico y ayuda a liberar la energía y estrés acumulado. El único equipamiento imprescindible son una buenas zapatillas de correr y ropa de deporte cómoda.

    Eso sí, no podemos empezar a correr y lanzarnos a una carrera sin estar preparados. Todo lleva su tiempo y su entrenamiento. Para una persona que no practique mucho deporte o sea “novato” en correr, es importante ir poco a poco, empezando por correr un cuarto de hora y paulatinamente ir aumentándolo. Es importante llevar ropa adecuada, hacer un calentamiento previo, un pulsómetro que nos ayude a controlar el ritmo de pulsaciones que tenemos durante el ejercicio y muy importante escuchar al cuerpo pues el será quién nos indique hasta donde.

    En estos tiempos no paro de escuchar a gente cercana que se ha apuntado a una carrera, sin ir más lejos, mi primo ya no solo una carrera, sino un triatlón. Para todo esto es muy importante cuidar la alimentación tanto en el entrenamiento como en los días previos a la prueba que se realice.

    En corredores que se pasan horas corriendo es importante una dieta rica en hidratos de carbono para que los depósitos de glucógeno estén llenos. La idea es aumentar la ingesta de hidratos de carbono (pan, pasta, arroz, legumbre, etc.), mantener la ingesta de proteína y bajar la de grasa. No todos los hidratos de carbono son iguales, están los de lenta absorción que nos van a dar una energía más sostenible como son: pasta, arroz, legumbre. Y los que se absorben muy rápido como son los azúcares no refinados, fruta, etc. Con estos hay que tener cuidado antes de la carrera debido a que al ser de rápida absorción, al metabolizarse pueden dar lugar a un pico de insulina y una bajada de azúcar en sangre, la denominada, comúnmente, “pájara”.

    ¿Qué requerirá una alimentación equilibrada para una carrera?

    – Predominantemente hidratos de carbono. Estos deben consumirse en mayor cantidad debido a su rápida absorción, la conversión directa a energía, no producen sustancias tóxicas para el organismo en su combustión y producen mayor energía por volumen de oxígeno.
    Si se consume una dieta pobre en hidratos de carbono tendremos como consecuencia una fatiga temprana en la carrera debido a que nuestros depósitos de glucógeno en músculo serán bajos.

    – Grasa: Son reservas energéticas del cuerpo. Cuando agotamos las reservas de glucógeno, estas van a ser las que nos den energía para poder continuar con la actividad física. Por eso se recomienda al corredor que mantenga el consumo de grasa adecuado con predominio de grasas insaturadas o de origen vegetal como son los frutos secos.

    – Proteínas: Su función va a ser reparar y regenerar el tejido muscular.

    Es muy importante hidratarse muy bien los días previos como el día de la carrera. Así mismo, el día de la carrera es mejor desayunar una hora antes por lo menos para no tener molestias durante la carrera, así mismo, no es bueno innovar sobre que alimentos tomar en ese desayuno ya que debemos de conocer nuestro cuerpo y que no nos creará molestias durante la prueba. Así mismo, es recomendable no tomar alimentos que contengan hidratos de carbono de rápida absorción para no tener una bajada de azúcar.
    Durante la carrera se debe beber para estar bien hidratados, una buena bebida es el aquarius, y comer tanto frutos secos o si se necesita alguna barrita. Yo no soy muy partidaria de los geles pero cada corredor prueba y escucha su cuerpo y si le sienta bien, adelante.

    ¿Quién se anima a correr?

    Top
Arriba

Comentarios

No hay ningun comentario.

Top

Déjanos tu opinión ...

Gravatar