• Con la vuelta al “cole”, la llegada del otoño, la vuelta a los horarios, también llegan los primeros catarros, gripes con los síntomas característicos de mal estar general, congestión nasal, dolor muscular, entre otros.

    Es importante no automedicarse y llevar una dieta sana, que dentro de las posibilidades puedan ayudarnos a prevenir esos procesos o a mitigar un poco sus efectos.

    Dentro de la dieta tenemos distintos alimentos que pueden ayudarnos a reforzar nuestro sistema inmunológico y así prevenir los procesos gripales y catarrales.

    Empecemos con los alimentos que nos ayuden a reforzar nuestro sistema inmune:

     

    1. Granada: Muy rica en vitamina C, cubre las necesidades diarias de ácido fólico y es tres veces más antioxidante que el té verde. La vitamina c es el antioxidante por excelencia y además de ayudarnos a prevenir los catarros, retrasa el envejecimiento celular. También es recomendable cuando estamos enfermos, ya que goza de efectos curativos en caso de fiebre u otros males como dolores de garganta o musculares.
    2. Alimentos probióticos: Los alimentos probioticos ayudan al organismo a mejorar su sistema inmunológico, además de ayudar a reponer el sistema digestivo. Los probióticos contienen microorganismos vivos. Entre los más conocidos están los lácteos.
    3. La leche es un alimento rico en proteínas de alta calidad. Además es una excelente fuente de calcio y de vitaminas liposolubles, concretamente vitamina A y D, así como de ciertas vitaminas del grupo B. Los derivados lácteos entre los que se incluyen alimentos como el yogur, los batidos, la cuajada, los helados, el kefir o el queso, son alimentos de fácil digestión y consumo.
    4. La calabaza: Ésta es beneficiosa para el sistema inmune, ya que refuerza las defensas y ayuda a prevenir enfermedades, especialmente del aparato respiratorio. Es rica en betacarotenos, vitamina A. y en los procesos catarrales es un buen aliado porque es mucolítico, mejora la congestión.
    5. Kiwi: El kiwi aporta más del doble de vitamina C que la naranja (favorece la absorción de hierro). Además, al ser la vitamina C un buen antioxidante, nos va a reforzar nuestro sistema inmunológico.kiwi[1]
    6. Naranja: Rica en vitamina C, pero por detrás del kiwi y las fresas. Por su contenido en esta vitamina y los carotenos, es un gran aliado para reforzar el sistema inmunológico.

    Estos son algunos ejemplos de alimentos que nos ayudan a prevenir las enfermedades respiratorias, pero una vez estamos contagiados, ¿Qué alimentos nos ayudan?. Aquí os dejamos unos ejemplos.

    1. La miel: Diferentes estudios científicos llevados a cabo en con infección en las vías respiratorias, permitieron constatar que la miel es capaz de aliviar las distintas membranas irritadas en la parte posterior de la garganta. Además, ejerce un importante efecto antioxidante antiviral.Calma bastante la tos al ser antiinflamatorio, por eso es bueno tomar miel con limón cuando estamos con fuertes dolores de garganta.
    2. Tanto la cebolla como el ajo ayudan a bajar la inflamación de la garganta y la cebolla cruda, ayuda a abrir y bajar la congestión de las vías respiratorias.
    3. Los frutos rojos como las fresas, las moras, los arándanos y las bayas tienen poder bactericida, gracias al cuál nuestro proceso catarral o gripal durará menos si incorporamos estos frutos a nuestra alimentación.ensalada-de-fresas-nutricion-big
    4. Las verduras de la familia de las coles tienen propiedades antibióticas y mucolíticas lo que os mejora la congestión en estos casos.
    green and red healthy food

    Estos son solo algunos ejemplos de aliados en nuestra dieta para prevenir y mejorar esos íncomodos síntomas tan característicos del cambio de estación.

     

    Top
Arriba

Comentarios

No hay ningun comentario.

Top

Déjanos tu opinión ...

Gravatar