• Click for details

    DietistayNutricionista.com es colaboradora de la XXXIV Carrera de la Ciencia que se celebrará el día 19 de octubre de 2014 en Madrid. Si queréis más información podéis encontrarla en su página web  www.carreradelaciencia.com

    ¡Os esperamos!

    nutricion deportiva Top
  • Click for details

    La acidez es una sensación de ardor dolorosa en el pecho o la garganta. Ocurre cuando el ácido del estómago vuelve  hacia el esófago.

    Lo normal es que el cardias (músculo situado entre el esófago y el estómago que impide el reflujo de los alimentos) esté cerrado durante la digestión, pero a veces se relaja dejando pasar los ácidos del estómago hacia el esófago dando lugar al reflujo gastroesofágico.

    El reflujo suele ir acompañado de pirosis, la sensación de ardor y acidez en el esófago y no tiene porqué ser  en sí mismo una enfermedad, pero si es de continúo puede dar luegar a trastornos más importantes y molestos.

    RECOMENDACIONES PARA LA ACIDEZ ESTOMACAL

     Factores que pueden empeorar la acidez estomacal:

    · Tabaco

    · Café y bebidas con cafeína (son irritantes para el estómago)

    · Alcohol (incluido vino y cerveza)

    · Cítricos

    · Tomate y sus derivados

    · Chocolate, menta

    · Comidas picantes o muy especiadas, comidas muy grasas.

    · Cebolla cruda

    ¿Cómo aliviarla?

    . Trata de dormir un poco incorporado (puedes ponerte un cuadrante)

    . Si duermes siesta justo después de comer, trata de dormir en un sillón, no del todo tumbado para evitar reflujo.

    . Comer o cenar dos horas antes de acostarte

    . Evitar todo tipo de grasas tratando de comer sano, a la plancha y comidas poco especiadas.

    . Evita los cinturones y ropa apretada.

    . Comer muchas veces pero poca cantidad, no es bueno tener el estómago vacío.

    Alimentos que te ayudan a calmar la acidez.

    Algunos de los alimentos que ayudan en la acidez son: patata, zanahoria, brócoli, compota de manzana madura, pastas, arroces, caldos muy desgrasados

    • Leche: Desnatada
    • Queso: Evita los quesos curados con alto contenido en grasas y en sal.
    • Yogur: Desnatados y no abuses de ellos
    • Huevo: Consumir 3 huevos por semana.
    • Carne: Preferentemente pescado, pechuga de pollo y carne de ternera sin grasa. Evita embutidos, chorizos, panceta, fiambres en general.
    • Verdura: Preferentemente cocidos, hervidos o al vapor, en budines, suflés, purés, etc.
      Si estás en plena crisis de la acidez evita la verdura cruda.
    • Frutas: asadas o en purés, crudas ralladas. Evita las frutas crudas con cáscara. En cuanto a los zumos de frutas, debes realizar una progresión a base de zumos diluidos, primero al 50% (mitad agua, mitad zumo), luego reduce la cantidad de agua y aumenta el zumo de fruta.
    • Cereales: evita los cereales integrales.
    • Legumbres: Evítalas en el momento de ataque de acidez, en todo caso las legumbres deben estar muy bien cocidas y solo con verduras.
    • Aceites: Sólo para condimentar, no lo utilices como medio de cocción.
    • Azúcar: Evita los dulces en general, los amasados de pastelería, masas, galletas dulces, etc.
    • Líquidos: Agua dos litros diarios, evita el alcohol, ya que es un excitante de la mucosa gástrica.
    • Condimentos: Evita las salsas elaboradas, como mayonesa, kétchup, o cualquier otra que no sea casera.

     

    Top
  • El membrillo

    Escrito el septiembre 23 2014 por Leticia Garnica en Blog | 0 comentarios

    Click for details

     

    Comencemos por conocer un poco más acerca del fruto del membrillero.

    Es un fruto amarillo con piel gruesa, que normalmente, la época idónea para su recolección es desde septiembre hasta febrero.
    El sabor de esta fruta no es muy bueno debido a que es astringente y ácido, por eso se suele tomar en forma del conocido: “dulce de membrillo”, que es mucho más agradable y fácil de comer y que a la vez nos va a aportar más energía debido al contenido en azúcar.
    Propiedades nutritivas del membrillo.
    Al membrillo se le han atribuido distintos beneficios para la salud, medicinales. Pero quiero destacar sus características nutritivas.
    Es una fruta muy adecuada para “limpiar” nuestro organismo debido a su alto contenido en taninos, su alto contenido en fibra (pectina y mucílagos) y nos ayuda a combatir contra el ácido úrico debido a que tiene un elevado porcentaje de ácido málico y que también está relacionado con una mejora significativa de los dolores musculares.
    Es una fuente importante de calcio y vitamina C sin olvidarnos de la cantidad de potasio que nos proporciona. Este último es esencial para para la generación y transmisión del impulso nervioso y la contracción del músculo, y tiene un papel fundamental en el equilibrio del agua en el organismo.
    Es un gran alimento antioxidante, puesto que por su contenido en vitamina C va a poder luchar con las sustancias que se forman por el estrés oxidativo.
    También se caracterizan por contener, en menor cantidad, vitamina A, B1, B2, B3, aparte de fósforo y hierro.
    El membrillo en sí es una fruta baja en calorías que no contiene azúcares, pero normalmente lo solemos tomar como “dulce de membrillo”, al que le hemos añadido azúcar entre otros componentes.
    El dulce de membrillo no deja de ser un dulce elaborado a base de este mismo. Existen distintas recetas y cada uno le pone su toque, pero lo que está claro es que se caracteriza por su contenido en azúcar sencillo, y en agua.

    Una receta básica sería:
    – 2 kg de membrillo
    – 2 litros de agua
    – 800 gr de azúcar
    – 1/2 limón

    Top
  • La fruta y el ejercicio

    Escrito el septiembre 11 2014 por Leticia Garnica en Blog | 0 comentarios

    Click for details

    La fruta y el ejercicio

    Desde que somos pequeños nos han intentado establecer el hábito de comer fruta. Lo recomendable sería comer de 2 a 4 frutas, en condiciones normales, al día.

    Seguramente habrá muchos que se pasen en ese número y otros que no lleguen ni en una semana a alcanzar esa cantidad. Es peor no llegar que pasarse, pero ojo, como siempre, los excesos no son buenos, si quedándonos cortos podemos tener alguna carencia alimenticia, si nos pasamos podemos tener un exceso de fibra y de azúcares que pueden darnos malestar.

    La fruta es un grupo de alimentos esencial en nuestra dieta puesto que influye en nuestra salud gracias a su contenido en vitaminas, minerales, fibra y sustancias antioxidantes (vitamina C, flavonoides, beta- carotenos, vitamina E, licopeno, entre otras). Junto con las verduras son casi la única fuente de vitamina C.

    Las frutas tienen un papel importante en nuestra alimentación debido a sus propiedades nutritivas entre las que se encuentran:

    –          Alto contenido en agua: gracias a esto ayuda a la eliminación de toxinas y a la hidratación de organismo

    –          Son fuente casi exclusiva de vitamina C: sobretodo fresas, kiwi, cítricos, etc.

    –          Alto contenido en fibra: ayuda a regular nuestro intestino y a evitar el estreñimiento.

    –          Contiene antioxidantes naturales.

    Clasificación de la fruta según el índice glucémico.

    La fruta se puede clasificar, entre otras formas, por el índice glucémico. El índice glucémico es el tiempo que tarde el organismo en descomponer los azúcares de un determinado alimento, en glucosa y pasar a la sangre para luego ser usado como fuente de energía. La velocidad a la que se digieren los distintos componentes de los alimentos está relacionado con la cantidad de fibra y la composición del resto de los alimentos presentes en el estómago.

    Dentro de las frutas tenemos aquellas que tienen un índice glucémico alto, cuya glucosa se asimilaría de manera rápida, y las de índice glucémico bajo, cuya glucosa tarda más en asimilarse y en llegar al torrente sanguíneo.

    Es importante que tengamos claro cuándo debemos tomar fruta de alto índice glucémico y cuándo la de bajo índice glucémico a la hora de hacer ejercicio.

    En entrenamientos, lo mejor son las frutas de índice glucémico bajo puesto que sus azúcares son de lenta absorción y dan energía de forma más continuada y por un periodo de tiempo más largo. Dentro de este grupo tenemos las manzanas, las fresas, las uvas, las cerezas, las peras, pomelo, piña.

    Una vez acabado el entrenamiento, para recuperar, lo bueno son las frutas de índice glucémico alto, nuestro organismo va a asimilar esos azúcares de forma rápida, teniendo un aporte de azúcar en sangre rápido que nos dará energía que será usada en el momento. Dentro de estas frutas están la naranja, plátano, mango, melón, sandía.

    Durante la carrera es recomendable tomar fruta puesto que se absorbe de forma rápida y se extrae la energía rápidamente y además es fácil de digerir. La fruta que podríamos tomar en mitad de la carrera sería de alto índice glucémico como puede ser plátano, naranja, etc.

    Top
  • Click for details

    La sandía es también conocida como melón de agua, patilla o melancía. Alcanza un gran tamaño y es fruto de la sandiera.

    La época de la sandía es finales de primavera y todo el verano llegando incluso a primeros de otoño. Es originaria de África tropical aunque su cultivo se extendió por las zonas bañadas por el mediterráneo, y,  a día de hoy, la sandía se cultiva en invernaderos por lo que es fácil tenerla durante todo el año.

    Propiedades de la sandía.

    Si nos preguntan alguna propiedad de la sandía, probablemente a todos se nos pasaría por la cabeza decir que tiene un alto poder hidratante por su contenido en agua. Es cierto, una de sus propiedades es que es muy hidratante, pero no es la única y por eso quiero destacar algunas características importantes.

    Dentro de su composición nutricional debemos destacar que sólo aporta, por 100gr, 30 kcal. Además de ser baja en calorías, cabe destacar que aporta 7 gr de hidratos de carbono, libre de grasa y colesterol y una alta cantidad y variedad de vitaminas, entre las que cabe destacar la vitamina A, C, D, E, niacina y B12 entre otras.

    La vitamina A que contiene es en forma de carotenos. el caroteno principal que tiene la sandía es el licopeno, el cuál es responsable del color rojo o rosáceo de la sandia. Además tiene propiedades medicinales entre las que caben destacar su efecto beneficioso en el tratamiento y prevención de ciertos cánceres como es el de pulmón y también ayuda a combatir el colesterol. El organismo va a transformar el licopeno en vitamina A que resulta ser un muy potente antioxidante.

    Su contenido en vitamina C es algo  menor que de vitamina A, pero también es representativa y es la que le aporta la propiedad de ser antioxidante, y esta participa en los procesos de formación de colágeno que es el responsable de cicatrizar lesiones debidas a traumatismos, cortes, quemaduras. Participa también en la formación de nuevos tejidos, distensiones musculares.

    Su contenido en L-citrulina y  L-arginina hacen que sea un comodín a la hora de reducir la tensión arterial siendo una fruta adecuada en los tratamientos de hipertensión. También ayudan a calmar el dolor muscular en los deportistas.

    ¿Es buena la sandía en una dieta de adelgazamiento?

    Debido a su poco aporte calórico, la sandía es una buena aliada en las dietas de adelgazamiento, se puede usar como un tentempie dulce que a su vez, debido a que mantiene los niveles de azúcar en sangre estables,  reduce la sensación de hambre y a la vez evita que comamos algo más calórico.

    Para personas diabéticas, no están desaconsejadas, pero siempre en la cantidad que les haya indicado el médico y nunca abusando de ella.

     

    Top
  • Click for details

    Cuando hablamos de grasa en una dieta, a veces parece que estamos nombrando al enemigo. Pero no debemos olvidar que la grasa no deja de ser un grupo de nutrientes que se obtiene de la alimentación y esencial para ciertos mecanismos de nuestro organismo. Es esencial comer determinadas grasas pero también es dañino tomarlas en exceso.

    Las grasas que consumimos le dan energía a nuestro cuerpo, cuando hacemos ejercicio, el organismo quema primero la energía proveniente de los hidratos de carbono y luego pasa a quemar la grasa, aproximadamente media hora después.

    La grasa nos aporta nutrientes esenciales para nuestra salud que no podemos obtener de otra forma. Entre ellos tenemos las vitaminas liposolubles (A, E, D, K), que son esenciales pues sin ella podríamos tener graves problemas. La vitamina D, por ejemplo, es necesaria para fijar el calcio, la vitamina K juega un papel importante en la coagulación.

    La grasa llena los adipocitos y es la responsable, entre otros, de mantener la temperatura del cuerpo. Nos aporta también ácidos grasos esenciales, aquellos que el cuerpo no puede producir o que no funciona bien sin ellos. El cuerpo los necesita para la formación del cerebro, el control de la inflamación y coagulación de la sangre.

    La grasa es temida, entre otras cosas porque se le considera el responsable de los “michelines” y las subidas de peso. No debemos olvidarnos que un gramo de grasa aporta 9 kilocalorías y 1 gramo de proteína o hidrato de carbono aporta 4 kilocalorías.

     

    Tipos de grasa

    Las grasas pueden clasificarse en:

    –          Grasas saturadas

    –          Grasas insaturadas

    –          Grasas trans

    Grasas saturadas.

    Las grasas saturadas son aquellas a las que consideramos “malas”, puesto que si se consumen en exceso, están relacionadas con un aumento de colesterol y problemas de circulación a causa de la acumulación de esa grasa en el sistema circulatorio.  Pueden dar lugar a arteriosclerosis que es un endurecimiento de las arterias.1326365144_package_favourite

    Estas grasas suelen provenir de alimentos de origen animal y ciertos aceites como son el de palma o el de coco.

    Grasas insaturadas.

    Estas grasas son beneficiosas, siempre que no se abuse de ellas, porque nos ayudan a regular el colesterol y a prevenir enfermedades cardiovasculares.

    Suelen ser aceites debido a que a temperatura ambiente son líquidos.

    Estas grasas pueden ser monoinsaturadas o poliinsaturadas.

    –          Monoinsaturadas

    Estas grasas suelen contener un doble enlace en su estructura. Entre ellas se encuentran: aceite de oliva, frutos secos, aceite de colza.

    –          Poliinsaturadas

    Estas grasas contienen más de un doble enlace en su estructura y se encuentran en aceite de girasol, aceite de pescado, aceite de maíz, soja y también en pescados azules como el salmón, boquerón, atún, algunos frutos secos.

    Estas grasas poliinsaturadas se subdividen en grasas omega 3 y omega 6.

    Las omega 3 están en pescados azules (salmón, caballa, atún, sardinas, trucha, anchoa, también en frutos secos como las nueces, semillas de colza, semillas de soja y algunos aceites.

    Las grasas omega 6 las podemos encontrar en las semillas de girasol, el germen de trigo, el sésamo, las nueces, la soja, el maíz y sus aceites.

    De ellos, el más conocido es el ácido linolénico que junto con el linoleico, el cuerpo no es capaz de sintetizarlo y debemos ingerirlo por la dieta.

    Grasas trans (transesterificadas)

    Estas grasas se obtienen mediante un proceso químico a través del cual se añade un hidrógeno a los aceites vegetales y, entre otros efectos, mejora su sabor y textura.

    Pero este proceso, lo que provoca es que esas grasas a las que se les ha añadido un hidrógeno, actúen como grasa saturadas, de las cuales, como hemos explicado antes, no podemos abusar si no queremos subir de peso, o lo que es peor, tener algún tipo de problema con nuestra sistema cardiovascular.

    Top
  • Click for details

    La fruta es el fruto comestible de ciertas plantas, árboles, ya sean cultivadas o salvajes. En nuestro día a día lo solemos incorporar entre horas o en el desayuno. También como postre, pero cada vez menos.Foto Fresas

    Solemos tomarla cuando está en un punto de maduración óptimo, las podemos tomar crudas o cocinadas, así como en mermeladas o compotas.

    Las frutas maduras son ricas en azúcares, unas más que otras, y contienen sacarosa, fructosa y glucosa en distintas cantidades según el tipo de fruta que sea.

    Tienen alto contenido en agua, minerales y vitaminas y en su mayoría tienen muy pocas calorías. Su alto contenido en fibra hace que tengan un papel fundamental en la regulación del tránsito intestinal. Así mismo no podemos olvidar que también contienen proteínas y aromas.

    Respecto a las vitaminas debemos destacar que aportan dos mayoritariamente:

    –          Vitamina A

    –          Vitamina C

    Componentes de las fruta

    La fruta se compone principalmente por:

    –          Agua: Es el principal componente de la fruta. Por cada 100 g de fruta estamos consumiendo entre 80- 90 g de agua.

    –          Hidratos de carbono: La fruta contiene fructosa que es un azúcar sencillo que se asimila rápidamente y nos aporta energía inmediata.

    –          Fibra vegetal: La fruta contiene alto porcentaje de pectina que es fibra muy buena para la salud.

    –          Sales minerales: son bajas en sodio y ricas en potasio, también contienen magnesio, algunas, calcio y zinc.

    –          Vitaminas: Nos aportan vitamina C, muchas vitaminas B ( B1, B 3, B6), y betacarotenos, vitamina E y A.

    Para las personas que sufren diabetes, no se puede abusar de la fruta y algunas determinadas no se pueden tomar debido al alto contenido en azúcar.

    kiwi[1]

     

     

    Fruta en dietas de adelgazamiento

    Debido a su bajo contenido calórico, las frutas son aconsejadas en dietas de adelgazamiento, pero hay unas que son mejores que otras para dicho objetivo.

    La manzana es una fruta recomendable en las dietas porque no tiene nada de grasa y además contiene mucha fibra y muy bajo valor calórico.

    La piña además de su poco contenido calórico se le suma su poder saciante y diurético.

    Así mismo las naranjas son muy recomendables en una dieta puesto que regula el estrés y el plátano que nos aporta energía y potasio, aunque contenga mucho azúcar, con moderación también se recomienda.

    El kiwi y las fresas, la pera, melón, son frutas que nos aportan infinidad de nutrientes esenciales en la dieta y no nos aportan muchas calorías.

    Top
  •  

    Cuando se prepara un maratón, los corredores tienen especial cuidado con su alimentación, siguen dietas estrictas, equilibradas, con mayor proporción de hidratos de carbono o proteínas en función de en qué etapa se encuentren del entrenamiento, para llegar muy bien preparados a la línea de salida teniendo los depósitos de glucógeno llenos. (El glucógeno es la forma que tiene el organismo de acumular la energía que nos aportan los hidratos de carbono). Sin embargo, una vez llegan a la meta se olvidan de lo importante que es también la alimentación a la hora de recuperarse después de cruzarla, y esto, después de 42 kilómetros, cuesta unos días, a veces incluso más de una semana.

    Nada más acabar la carrera, lo primero que debemos hacer es hidratarnos para recuperar los minerales y líquidos perdidos y luego centrarnos en nuestra recuperación y nuestro músculo comiendo de forma que podamos sanar los daños ocasionados en el ejercicio.

    Por supuesto que debes concederte caprichos, acabas de correr un maratón y puedes permitirte licencias, pero nunca descuidar a tu cuerpo ni olvidar que él ha hecho el esfuerzo contigo y tienes que mimarlo para que se recupere.  Has gastado las energías que tenías para este evento y ahora toca volver a recuperarlas.

    Hidratos de carbono (arroz, pasta, patatas) y proteínas (carne, pescado, Legumbre).

    Durante las semanas previas al maratón hemos estado siguiendo dietas estrictas y tal vez lleguemos cansados de tanto arroz, pasta, pollo, pavo, pescado. En la dieta que sigamos los días posteriores a un maratón no hay que ser tan estrictos, pero tampoco hay que bajar la guardia. El músculo ha sufrido, necesita que le demos su “alimento” que son los aminoácidos que componen las proteínas por eso es importante que en nuestra dieta sigamos teniendo especial cuidado de incluirlas en forma de carne, pollo, pavo, pescado, legumbres. Podemos estar cansados de tanto pollo y pavo y atún al natural, porque son las proteínas que menos grasa aportan, ¿porque no darse el capricho de comerse un chuletón? Eso sí, que no se tome como costumbre.

    Así mismo, incluir las legumbres que son una buena fuente de proteína vegetal y alternativa a la carne tanto de res como de ave. Las lentejas con arroz por ejemplo, serían el equivalente vegetal a un filete en cuanto a contenido y calidad proteica puesto que el arroz le aporta a las lentejas un aminoácido que les falta para tener la misma composición en proteínas que la carne de ternera.

    El pescado nos aporta un alto contenido en proteínas con menos grasa y colesterol que la carne de vaca, y con distinto valor que la carne de ave. Es una buena fuente de nutrientes y entre ellos podemos destacar los pescados azules que a su vez van a ayudar en procesos inflamatorios que pueden surgir después del ejercicio intenso gracias a su contenido en ácidos grasos Ѡ3.pescado

    La pasta, el arroz, los cereales y el pan deben estar presentes en un porcentaje de 50-60% del total de la energía ingerida al día en estos días posteriores. Dado que no se va a entrenar puesto que hay que dejar descansar el cuerpo, no hay necesidad de sobrecargar al cuerpo de ellos. Se pueden incluir en cereales o pan en el desayuno, acompañándolo de fruta y yogur.  El arroz y la pasta se pueden incluir en algunas de las comidas principales como acompañamiento o de plato principal. No podemos olvidar que son nuestra fuente principal de energía.carbonara light 2 dietistaynutricionista.com

    Siempre sin olvidarnos de la fruta y las verduras que serán las que más vitaminas y minerales aporten a nuestro organismo.

    Las grasas que se incluyan en los días posteriores al maratón siempre que sean de buena calidad, provenientes de aceite de oliva, frutos secos, evitando las grasas saturadas.

    Es muy importante controlar el correcto aporte de nutrientes en los días posteriores dado que el esfuerzo y el estrés que ha sufrido el cuerpo del corredor han sido importante y es tan importante la alimentación previa como posterior.

    Top
  • Click for details

    Alimentación del niño

    . De 0 a 4 meses: únicamente se alimentan de leche: -materna

    -Fórmula

    Los requerimientos primordiales son: proteínas, Hidratos de carbono y grasas.

    Proteínas → aminoácidos = formación y regeneración de los tejidos. Son responsables del crecimiento y conservación de la masa corporal.

     Grasas→ Constituyen la principal fuente de energía para el bebé y transportadoras de las vitaminas A, D, E, K que son fundamentales para el desarrollo del cerebro y la retina

    Hidratos de Carbono → Son los fundamentales para el metabolismo de los 3 principios inmediatos, siendo la glucosa el principal.

     

    . De 4 a 6 meses: Se empieza a introducir la papilla de frutas (a la hora de la merienda)

    NUNCA deben sustituir una toma de leche, sino complementarla. Empezamos por naranja, manzana y pera para evitar alergias y esperar que el aparato digestivo del bebé madure correctamente. Y después podemos introducir el plátano y la uva. El melocotón y la uva es mejor esperar al año.

    Se introducen también los cereales, siempre sin gluten para evitar intolerancias y sensibilizaciones a él.

     

    .A partir del 7º mes:El aparato digestivo del niño es más maduro.

    ¡Llegan las verduras y carnes! Empezamos con verduras y hortalizas suaves patata, zanahoria, calabacín, judías verdes con un chorrito de aceite y se le añade carne magra o pollo. Evitar vísceras a pesar de que son ricas en hierro, porque también suben el colesterol y tienen más grasa.

    Proteínas de mayor contenido bilógico.

    La zanahoria: Vitamina A y carotenos: buenos para la vista.

    –          Se empiezan a introducir las papillas con gluten

    –          Los pescados los introducimos a partir del 9º mes, siempre el blanco, dándolo cocido o plancha para mejor digestión. Proteína ↑valor bilógico (50-60 gr ) los azules a partir de los 18 meses.

     

     

    –          Los huevos.  El huevo completo se introducirá a partir del año, pero la yema cocida se puede introducir a partir del 9 mes comenzando por un cuarto en el puré. La yema aporta grasa, proteínas de ↑ valor bilógico, vitaminas y hierro. Y la clara tiene la proteína ovoalbúmina que es muy alergénica por eso no se introduce hasta el año de edad.

    –          Las legumbres. Las legumbres se introducen a los 12- 15 meses debido a que pueden ser más indigestas por los gases. Son proteínas vegetales que lo ideal es que se den junto con verduras y arroz aumentando su valor bilógico. Su introducción es gradual.

     

    AZÚCARES Y MIEL

    La miel no es recomendable darla en los niños menores de un año, primero por el daño que puede sufrir para la dentadura mas adelante si endulzamos el chupete con miel, como por las esporas que puede contener de clostridium botulinum que puede ser muy perjudicial para el niño. Pero a partir de los 3 años, no habría problema en dar miel a los niños, siempre sin abusar.

    El azúcar, ahora mismo tenemos el azúcar blanco que está más refinado, estría bien usar azúcar moreno pero en ningún caso sacarina o edulcorantes en niños.

    Chucherías y golosinas

    . Golosinas y dulces (caramelos, gominolas, chicles,…): en su composición predominan los azúcares y las grasas, además de los aditivos.

    . Chocolates (bombones, huevos de pascua,…): chocolate y azúcar, además de leche, mantequilla y grasas. Cuando a estas barritas de chocolate y galleta se asocian frutos secos y caramelo (“snacks”) su contenido calórico se dispara.

    . Aperitivos (patatas fritas, cortezas, frutos secos,…): grasas y aceites con elevado valor calórico y exceso de sal.

    –  Se debe controlar  un número de golosinas máximo a la semana. No es conveniente que todos los días se tomen: debe haber “días sin chuches” (la mayoría) y “días con chuches” dentro de la semana, para que el niño comprenda que son excepciones justificadas (un cumpleaños, fin de semana, etc.).

    – Procure diversificarlas (no todas las “chuches” son nutricionalmente iguales) y distribuirlas para evitar sobrecargas puntuales de azúcares. Si puede elegir, mejor las que pesan menos: con el mismo volumen o cantidad (es lo que percibe el niño) ingerirá menos calorías.

    –  Evite el “picoteo continuo”: Se deben agrupar y tomarlas “como postre” de una de las comidas.

    – Y siempre después un buen cepillado dental.

    Top
  • Click for details

     

    ¿Quién no ha oído alguna vez hablar sobre los antioxidantes y lo buenos que son para la salud, la piel, el envejecimiento celular? Pero, ¿cuántos nos hemos parado a pensar que son realmente o cómo actúan y dónde los podemos encontrar?

    Los medios de comunicación, la publicidad, en las farmacias, todos hablan de los beneficios que aportan las sustancias antioxidantes y su papel en la prevención de ciertas enfermedades puesto que atacan a los radicales libres.

    ¿Qué son los antioxidantes?

    Los antioxidantes son un grupo de sustancias existentes en determinados alimentos que nos ayudan a frente a los radicales libres. Son algunas vitaminas, minerales, colorantes naturales y otros compuestos de vegetales y enzimas (responsables de algunos procesos metabólicos). La mayoría de los antioxidantes se encuentran en los vegetales, por eso es tan importante incluir en nuestra alimentación las frutas, las verduras, hortalizas, legumbres y cereales integrales.

    ¿Qué son los radicales libres? ¿Cómo actúan?

    Los radicales libres son sustancias químicas muy reactivas que meten oxígeno en las células y están implicadas en los procesos de oxidación de las células. Esto puede producir alteraciones en el ADN y en procesos que aceleran el envejecimiento del cuerpo. De todas formas es importante tener en cuenta que el cuerpo genera radicales libres para su propio uso como controlar el tono muscular, eliminar bacterias y toxinas, regular la actividad de los distintos órganos entre otros. Al mismo tiempo el cuerpo usa antioxidantes para eliminar los radicales libres que sobran.

    Hábitos tan comunes como el tabaquismo, el consumo de dietas ricas en grasas y la sobreexposición a las radiaciones solares, así como la contaminación ambiental, aumentan la producción de radicales libres.

    En nuestro organismo tenemos células que están en continúa regeneración, como son las células del intestino o la piel, y otras que no se renuevan como son las células del hígado. Los radicales libres pueden producir una alteración genética en las que se renuevan y reducir la funcionalidad de las que no se renuevan.

    ¿Qué papel tienen los antioxidantes en todo esto?

    Se está investigando mucho el papel que juegan los antioxidantes en enfermedades cardiovasculares, cáncer y también en patologías que estén relacionadas con el envejecimiento como son las cataratas o alteraciones en el sistema nervioso. Los estudios se centran en la vitamina C, vitamina E, Beta-carotenos, selenio y zinc.

    Los antioxidantes bloquean los radicales libres que modifican el colesterol malo (LDL) reduciendo el riesgo cardiovascular. Así mismo se ha visto en diferentes estudios que una carencia de antioxidantes puede constituir un riesgo en distintos tipos de cáncer.

    Pero ojo, se ha demostrado en distintos estudios que una suplementación a altas dosis de preparados antioxidantes puede ser MUY contraproducente. Por eso es importante llevar una dieta variada y equilibrada sin abusar de suplementos ni alimentos enriquecidos con antioxidantes.

    ¿Qué nutrientes son antioxidantes?

    Vitamina C: En frutas y verduras, frescas y crudas, como guayaba, kiwi, mango, piña, caqui, cítricos, melón, fresas, bayas, pimientos, tomate, brasicáceas (verduras de la familia de la col), frutas y hortalizas en general.

     

    zumo de tomate

    Vitamina E (tocoferol): germen de trigo, aceite de soja, germen de cereales o cereales de grano entero, aceite de oliva, vegetales de hoja verde y frutos secos.

    Betacaroteno o “provitamina A”: Pertenece a la familia de los carotenoides de los vegetales. El organismo es capaz de transformarlo en vitamina A.

    Selenio: En carnes, pescados, marisco, cereales, huevos, frutas y verduras. Está relacionado con la disminución del riesgo de tumores de piel, hígado y mama.

    pescado

    Zinc: las carnes y vísceras, los pescados, los huevos, los cereales completos y las legumbres.

    Cobre: Potencia el sistema inmune, participa en la formación de enzimas, proteínas y neuro-transmisores cerebrales (renovación celular y estimulante del sistema nervioso) y es un agente antiinflamatorio y antiinfeccioso.

    ¿Quieres saber qué nivel de antioxidantes tienes en tu organismo?

    Te ofrecemos la posibilidad de medirte los antioxidantes que tienes en el organismo con un nuevo scanner revolucionario de Pharmanex, que medirá el nivel de carotenoides de tu piel con tan solo colocar la mano en frente de una luz azul de baja energía, obteniendo los resultados y pudiendo mejorar esos niveles con tan solo unas pautas.

    El escáner Biophotonic de Pharmanex es un instrumento avanzado que mide de forma no invasiva los niveles de carotenoides en el tejido humano, proporcionando una indicación inmediata de los niveles de carotenoides de la persona medida que a su vez nos dará una idea de cómo está el sistema de defensa antioxidante del organismo humano.

    ¿Qué le hace único al escáner Pharmanex?

    –          Es el primer instrumento en el mundo que utiliza un método inmediato y no invasivo, para medir la actividad de los antioxidantes (los carotenoides en la piel).

    –           Tecnología patentada, de propiedad exclusiva de Pharmanex.

    –           Un 60% más compacto, un 50% menos de peso, y una reducción de tiempo del 30% para hacer un escán.

    –          Más versátil, permitiéndole hacer un escán en cualquier lugar, en condiciones de frío o de calor.

    Importante resaltar que el escáner BioPhotonic de Pharmanex” ha sido desarrollado por doctores y físicos en algunas de las universidades más prestigiosas de EEUU, y es la primera y única herramienta que permite la medición directa de los niveles de carotenoides y antioxidantes presentes en el tejido usando la tecnología de la espectroscopia Raman que ha ganado un premio Nobel de tecnología usada para las mediciones biológicas.

    Si estás interesado, organizaremos una tarde de jornadas abiertas en la que Sandra (sandra_nuskin@yahoo.es) medirá con el scanner, tu nivel de antioxidantes.

    Mándanos un email a: leticia@dietistaynutricionista.com o llámanos al 91 770 40 73 ó 649 35 24 81, las jornadas serán el viernes 4 de abril.

    Top