• Click for details

    Todos somos conscientes que una dieta siempre debe ir acompañada de ejercicio. Muchos de nosotros lo tomamos, a veces, como una obligación y siempre retrasamos el momento de hacerlo. Puede que sea el ritmo de trabajo, la vida sedentaria, la falta de afición por cualquier tipo de deporte o simplemente que no encontramos el ejercicio que nos motive. Ahí está la clave, encontrar un tipo de ejercicio que nos guste, nos motive y nos anime y practicarlo siempre con la frecuencia que podamos mantener constante durante el tiempo.

    Hoy me gustaría hablaros un poco de un ejercicio que ya está muy de moda y es la “Zumba”. La zumba es de origen colombiano y realmente es un término que proviene del término “rumba”. Es una disciplina de fitness que se caracteriza por mezclar ritmos latinos como pueden ser la samba, cumbia, merengue, salsa y reggaeton con rutinas aeróbicas. En este tipo de clase, bien hecha, se pueden llegar a quemar entre 800 y 900 kcal. Ayuda a mantener un cuerpo saludable y aumenta la flexibilidad así como a mantener un buen estado de ánimo.
    Una clase de zumba es una sucesión de canciones que completan los 60 minutos que dura la sesión, se marcan pasos coreografiados que según avancen las sesiones se complican un poco y se sube la intensidad.
    La zumba implica un entrenamiento cardiovascular moderado, ayuda a quemar grasa y mantener o bajar el peso corporal y es apto para todo tipo de públicos. Eso si, es cierto que requiere coordinación, pero aunque se tenga una buena coordinación se puede seguir la clase.

    Desde que probé clase de aerolatino y zumba, me he vuelto adicta. Es cierto que tengo un profesor que hace muy divertidas las clases y que te hace que estes con una sonrisa siempre y salgas con muy buen humor de la clase aunque hayas tenido mal día. A mi, en particular, me encanta bailar y más si es baile latino y en estas clases he encontrado una actividad física que me motiva y que estoy deseando que llegue el día de clase para ir.

    Ya sabéis, si os gusta el baile y queréis hacer un buen ejercicio, no lo dudéis, probar una clase de Zumba o de aerolatino, al grito de: ” que se muevan las palmeras pero que no se caigan los cocos” empieza la clase, os dejo hasta el próximo post.

    Top
  • Click for details

    ¿Quién no ha escuchado hablar este verano del yogur helado? Fuese dónde fuese, en cada esquina encontraba una tienda de yogur helado, bajo distintas marcas pero todas vendían lo mismo “yogur helado”.
    Me ha sorprendido mucho el revuelo que se ha formado entorno a sí es sano o no lo es y, a su vez, si tiene menos calorías que un helado normal.
    Según la OCU ( Organización de Consumidores y Usuarios), estos productos son helados de yogur y no yogur como tal y que a su vez contienen mas grasas y azúcares que un helado normal.
    No es sólo esa la diferencia con un yogur normal, sino la cantidad de bacterias lácticas que tienen es muy inferior a las que tiene un yogur normal así como la cantidad de azúcares que contienen es mayor.
    Desde mi punto de vista, que vendan un mismo producto con distinto nombre, es una estrategia de marketing y un juego de palabras para el consumidor.
    Si nosotros llegamos a una tienda de helados o a las yogurterías que se han puesto de moda, y tenemos que elegir, muchos tenderíamos a elegir, pensando que es mucho más sano y seguramente que engorde menos, el yogur helado que el helado de yogur. Y ahí está nuestra falta de información y con lo que muchas veces las industrias alimentarias juegan. ¿ No deberían dar más información al consumidor?
    Al yogur helado le podemos añadir “toppings” de todos los tipos, desde frutos secos, chocolate, fruta, una variedad muy amplia que a la vez se puede mezclar entre sí. Aquí también se puede marcar la diferencia respecto a los helados y también puede marcar la diferencia respecto a las calorías. Pero sin salirme del tema que nos atañe, ¿cuál de los dos productos, yogur helado o helado de yogur, es más sano?
    Dentro del yogur helado, debemos diferenciar dos, el que nos venden en los supermecados y el de las yogurterías. El yogur helado de las yogurterías tiene menos calorías y conservantes que el que se vende en los supermercados, pero a su vez se vende en mayor cantidad.
    Si comparamos el yogur helado, que al final no deja de ser un helado de yogur, con un yogur normal, este contiene más calorías, más grasa y menos bacterias lácticas. De forma que si lo compramos porque lo estamos comparando con las propiedades nutritivas del yogur y porque pensamos que engorda menos, nos estamos equivocando de pleno.
    Si comparamos al yogur helado con un helado, las cantidades de azúcar y grasas no difieren mucho, pero si lo comparamos con un yogur, son casi el doble.

    Top
  • Click for details

    “La niña a la que llamas gorda”…
    Hace tiempo leí esta frase: “la niña a la que llamas gorda pasa días sin comer para bajar de peso”. Esta frase me hace reflexionar sobre la ligereza con la que muchas veces juzgamos sin saber que hay detrás. No sabemos que complejos tiene esa persona, si es feliz o si por el contrario, no es feliz y hace lo posible por cambiarlo pero no le resulta fácil e incluso puede llegar a extremos nada buenos.
    Cuando somos niños, cogemos lo hábitos que de mayores vamos a seguir, esos hábitos que tanto nos cuesta cambiar. Pero muchas veces no es solo cuestión de hábitos sino también de “herencia familiar”, consecuencia de alguna alteración de nuestro organismo como puede ser un hipotiroidismo, por ejemplo, o de otros factores como la ansiedad o trastornos de alimentación. Muchos piensan: “pues si esta gorda/o que deje de comer, la única forma de bajar de peso es cerrando el pico, tan sencillo como eso”. Cuantas veces habré podido escuchar yo eso, probablemente esas personas solo hayan tenido que hacer dieta una o dos veces en su vida. Es muy fácil dar consejos o lecciones de vida cuando no has estado en esa situación.
    Qué difícil es tener a un niño pequeño a régimen. Cuando las madres vienen a la consulta con sus niños, yo me siento muy identificada con esos niños, los cuales tienen que cambiar sus hábitos, de acuerdo, pero no podemos olvidarnos de que son niños y que esto les cuesta el doble que a un mayor. Cuando vienen a la consulta, me acuerdo de aquellos recreos en Sainte Cecile, en los que todos mis amigos tenían merienda y mi madre me mandaba sin ella y yo se la acababa quitando a otro. Ahora me río, pero no me hacía ninguna gracia.
    También recuerdo cuando me decían: “Leti, haciendo ejercicio se soluciona”, quizá esas personas no se habían parado a pensar que me encantaría estar todos los días haciendo deporte, que cuando era pequeña me encantaba esquiar y lo tuve que dejar porque me pasaba más tiempo escayolada que normal. Era la única del colegio que tenía exámenes de gimnasia por escrito. Si, por escrito. Nadie se paraba a pensar que igual no me dejaban hacer ningún tipo de deporte solo para ver si no me rompía así los huesos. ¿Y de mayor? De mayor hago todo lo que no me dejan hacer a pesar de que eso me da como resultado estar muchas temporadas en reposo. Y toda la vida luchando con esos kilos, dieta para arriba y dieta para abajo. Y los de mi entorno saben lo que he luchado y lucho contra ello.
    Con todo esto quiero decir, que tenemos que tener cuidado a la hora de decirles las cosas a los niños porque no sabemos que influencia o consecuencia puede tener en ellos.
    Con los temas de alimentación, todos tendemos a opinar y sentar cátedra puesto que creemos que lo sabemos todo o casi todo sobre la materia cuando realmente no sabemos ni la mitad de lo que hay detrás.

    Top
  • Click for details

    ¡Buenos días a todos!
    Hoy en dietistaynutricionista.com nos hemos levantado con una sonrisa después de la tarde/noche tan estupenda que pasamos en el programa “A tu ritmo”. Es un programa de corredores populares en dónde podemos encontrar todo tipo de claves, información para carreras, todo tipo de consejos sobre running, en fin, si te gusta el running, este es tu programa.

    Ayer estuvimos hablando de que hábitos hay que cambiar de nutrición en verano para tener un buen entrenamiento, así como las horas más adecuadas para realizarlo. Agustín Rubio (The running company) nos dió unos consejos fundamentales a tener en cuenta en esta época del año. Destacó la importancia de cambiar nuestras horas de entrenamiento ya sea a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde. No debemos de olvidar que con la subida de las temperaturas, nuestro cuerpo tiene que hacer un mayor esfuerzo para mantener la temperatura corporal, así como nuestro ritmo cardiaco aumenta para la correcta oxigenación de nuestro músculo. Así mismo destacamos la importancia de porteger también nuestra piel dado que vamos a tener una mayor exposición al sol y mayores radiaciones, así que no debemos olvidar de usar cremas protectoras dado que la sobreexposición al sol puede ser perjudicial para nuestra piel.
    Recalcón la importancia de un buen descanso para la correcta recuperación de nuestro músculo y para tener mayor beneficio.
    Los dos coincidimos en la importancia de una buena hidratación, y mas en esta época del año en la que tenemos mayor pérdida de líquidos debido a la sudoración que no deja de ser un mecanismo de defensa del cuerpo contra las altas temperaturas. Por ello es importante estar hidratado no solo durante el entrenamiento sino siempre, y tener o bien una botella con nosotros o dejarla en un lugar estratégico de nuestro reocrrido. No olvidarnos que cuando tenemos sensación de sed es que empezamos a deshidratarnos.

    Respecto a los alimentos, aconsejamos que sean alimentos fresquitos, comer tanto la pasta, arroz, legumbre, tipo ensalada por ejemplo, que así van a ser más ligeras. Todo tipo de cremas frias que también van a ayudarnos a tener una correcta hidratación y ligero sin olvidarnos de tener un correcto plan nutricional adaptado a nuestro plan de entrenamiento.

    Si teneis cualquier duda, no dudéis en escribirnos a leticia@dietistaynutricionista.com y no dejéis de escuchar el programa ” A tu ritmo” de vinilo fm. Si queréis escuchar el programa de ayer, en breve estará colgado en la web: www.vinilofm.es programa “A tu ritmo”.

    Top
  • Click for details

    Cuando llega el buen tiempo a muchos nos entran las prisas, y digo “nos” porque me incluyo, y queremos hacer dieta y todo el ejercicio que no hemos hecho durante el año.La primera pregunta que me hacéis cuando venís a la consulta es: ” ¿ y ejercicio?” Mi respuesta siempre es clara, ” el ejercicio es fundamental para una vida sana, ahora, no por estar a dieta te vuelvas loco a hacer ejercicio para quemar y luego, una vez hayas acabado la dieta lo dejes”.

    ¿Porque digo eso? Simplemente porque cuando emppezamos una dieta, empezamos con muchas ganas y deseando que dure lo menos posible en la mayoria de los casos. Incluso a veces con la excusa del ejercicio nos permitimos licencias dentro de la dieta que hacen que esta no tenga buenos resultados!

    Vayamos por partes, hablemos primero del ejercicio y lo que conviene hacer para bajar de peso y mantenerlo y luego de las múltiples licencias que nos permitimos al hacer más deporte.

    Existen dos tipos de ejercicios, ejercicio aeróbico y ejercicio anaeróbico (musculación). Normalmente todos los ejercicios tienen una mezcla de ambos pero siempre predomina uno sobre el otro. Para bajar de peso lo ideal es el ejercicio aeróbico que es el que va a tirar de la grasa como fuente energía quemándola. Dentro del ejercicio aeróbico tenemos los de alta intensidad como puede ser el paddle, rugby, entre otros y que necesitan mas esfuerzo muscular. Y luego está el ejercicio de baja intensidad como es la natación, ciclismo o footing que tienen menos  esfuerzo muscular. El más recomendado para bajar de peso es el de baja intensidad teniendo en cuenta que es dónde menos van a sufrir las articulaciones si llevamos mucho tiempo sin hacer deporte. Siempre es importante que hables con un entrenador si vas al gimnasio para que te indique a que ritmo cardiaco debes llegar, que ejercicio te va a ayudar mas, etc.

    Respecto a que comer si hemos empezado a hacer ejercicio para bajar de peso, es decir, un ejercicio de no muy alto rendimiento, tenemos que pensar que lo que queremos como resultado a parte de tonificar, es tener un mayor gasto energético, con lo cuál ahí no tendríamos que incluir más calorías en la dieta.  Si hacemos correctamente las 5 comidas diarias, y vamos al gimnasio en esos intervalos, no habría porque añadir algo más, aunque si hemos comido a las 2, no hemos merendado y vamos al gimnasio a las 7, no estaría de más tomarse una fruta o yogur desnatado después del ejercicio o bien tomarla justo antes de  hacerlo. Durante el ejercicio y después del mismo es muy importante la hidratación.

    Respecto a las licencias que nos permitimos cuando hacemos ejercicio y estamos a dieta, deberíamos evitarlas. Muchas veces después del ejercicio nos sentimos mas ligeros y muchas veces creemos que hemos quemado tanto que podemos darnos un capricho, y ahí vienen las decepciones cuando nos subimos a la báscula pensando que TODO lo hemos hecho bien y resulta que por ese capricho después del ejercicio no perdemos todo lo que esperamos.

    Así que, tenemos que ser francos con nosotros mismos y no sólo hacer el ejercicio duerante una época determinada, sino tomarlo como rutina, un ritmo que podamos seguir, no el “matarnos” a hacer ejercicio durante la dieta y luego olvidarnos en el manteniemiento.

     

    Top
  • Click for details

    El deporte y una nutrición adecuada  son la clave para tener un buen estado de salud. En esta entrada lo que quiero es dar un poco de luz a todas aquellas dudas que surgen sobre que debemos comer después de un entrenamiento. Tenemos que ser conscientes que si entrenamos pero luego no tenemos una correcta alimentación, el trabajo hecho no es cien por cien efectivo.

    Cada día crece más el culto al cuerpo y el lograr una imagen que nos haga sentir bien con uno mismo y así crece la curiosidad sobre el ejercicio que debemos hacer y que comer para bajar de peso, trabajar el músculo, definirlo, etc.  Hoy me voy a centrar en que comer después de un entrenamiento en el que el resultado no es bajar de peso.

    Después de un entrenamiento, el músculo es ha trabajado intensamente de forma que crecen pero a la vez acaba cansado. En el ejercicio suele haber roturas de fibras y nosotros debemos tener cuidado y darles a estas mismas lo que necesitan para su recuperación. El crecimiento del músculo se da en las fases de reposo después de entrenar por lo tanto en ese momento debemos darle a nuestro músculo los nutrientes necesarios para recuperarse.

    Lo que primero tenemos que reponer son las sales minerales que perdemos por el sudor durante el entrenamiento, sin olvidarnos que durante el mismo tenemos que beber agua o bebeidas isotónicas que mantengan unos niveles adecuados de minerales. Dicho esto pasamos a preocuparnos de la recuperación del músculo, del cuál el principal alimento es la proteína pues es la que le va a dar los aminoácidos necesarios para recuperar el músculo después del entrenamiento.  Un buen ejemplo de alimento que nos va a dar proteína de alta calidad es el pavo y el atún natural. Podemos hacernos tanto un sandwich de pan integral como tomarlo sin pan. Son alimentos que nos aportan alta cantidad de proteína y a su vez son bajos en grasa.

    Otro alimento rico en proteína es el huevo, en este caso sería la clara de huevo cocida, se podría tomar el huevo completo, pero es cierto que en ese caso estaríamos ingiriendo mayor cantidad de grasa que no es necesaria para la recuperación.

    Y no debemos olvidarnos de los lácteos, la leche y sus derivados que son una buena fuente de proteína, vitamínas y minerales y mejor tomarlos semidesnatados o desnatados, así como no olvidarnos del potasio que podemos perder y una buena fuente es el melón y plátano.

     

     

    Top
  •  

    Ibiza- Formentera (254)

    En el puente de mayo estuve recorriendo parte de las Islas Baleares haciendo algo que desde hace 3 años he descubierto que me encanta,  navegar. A parte de descubrir unos sitios increíbles con aguas cristalinas y playas paradisiacas, me sorprendió una plaga de medusas. Era increíble, de todos los colores, unas  mas grandes que otras, rosas, blancas, con filamentos mas gordos, otros mas finos, pero cientos de ellas. Me sorprendió puesto que siempre había escuchado que suelen en estar en aguas cálidas, y aunque el mediterráneo es de aguas cálidas, en eso días os puedo asegurar que el agua tenía una temperatura semejante al agua de las Islas Cíes en agosto, congelada. Era increíble ver tantas por todas partes, si esto es así ahora, no quiero pensar en pleno verano.

    El aumento de medusas en el mar es debido, entre otras cosas, a la pesca excesiva de sus depredadores marinos y estas se comen a su vez las huevas de los peces de forma que están dando lugar a la disminución de reservas de peces en el fondo marino.

    Muchas veces me he preguntado ¿ cuál es el papel de las medusas? Pues bien, a parte de las funciones que tienen ellas de por sí, ahora la FAO  Organización de Naciones Unidas para la alimentación y Agricultura), recomienda su consumo para contrarestar su presencia en el mar. Esto ya lo hizo con los insectos, y se escuda en que en países como China ya se consumen. A parte de como consumo alimenticio, también están estudiando usar alguno de sus componentes para nuevos medicamentos.

    Aquí es donde empiezan a saltar las alarmas, no todas las especies de medusas serían aptas para el consumo puesto que tienen compuestos muy tóxicos que pueden llevar a la persona que las consuma al hospital o incluso a un final mucho peor.

    Desde el CSIC, Josep María Gili señalo que solo una especie sería apta para el consumo y esta es Cotylorhiza tuberculata. Lo que Josep María Gili apunta es:  “lo que habría que hacer si se coge es guardarla, conservarla, preservarla y eso requiere una comercialización que en estos momentos no existe”, comenta el investigador. Otras especies más abundantes como la Pelagia noctiluca tiene un contenido tóxico más elevado, por lo que el tratamiento previo a realizar para su consumo resultaría “demasiado caro y complejo para que resulte rentable”.extremada cautela ya que podría tener un desenlace fatal si se comen a ton ni son y sin investigar claramente como pueden afectar. Es cierto que uno de sus componentes es el colágeno, igual ahí se abre una vía de investigación de sus beneficios como alimentos.

    Top
  • Escrito el mayo 17 2013 por Leticia Garnica en Blog | 0 comentarios

    Click for details

    ¡Buenos días! Ya es viernes y aunque muchos hemos tenido un alto en el camino por ser San Isidro, la semana siempre nos resulta larga. No sé vosotros, pero yo estoy deseando salir a tomar algo, no hay nada con lo que disfrute más que con un aperitivo con mis amigos el sábado. Aunque claramente, cualquier excusa es buena para salir.

    Muchos en la consulta, y yo misma, me preguntan que pueden tomar en los clásicos aperitivos del fin de semana. Casi todos nos lanzamos a por la cerveza fresquita y si estamos intentando cuidarnos, no deberíamos.

    Os propongo dos alternativas para no estar todo el día colgado de las bebidas light que al final nos cansan y miramos la cerveza del otro como si se la fuesemos a robar :-).

    La primera alternativa es el zumo de tomate preparado, además de no aportar casi calorías, estamos beneficiando a nuestro organismo con todas las vitaminas que nos aporta el tomate, entre ellas la vitamina C que ademas de todo es antioxidante.

    La segunda alternativa es el tinto de verano con casera, realmente dos copas de vino al día son saludables para el organismo, muchos de los médicos más famosos lo recomiendan, pero siempre con moderación.

     

    ¡Que paséis un muy buen fin de semana!

    Top
  • Click for details

    Os quería dejar una receta para que la probéis y me deis vuestra opinión.

    Pasta con salmón y philadelphia

    Ingredientes para 4 pers:

    – 250 gr de pasta fresca ( no rellena)

    – 2 paquetes de 100 gr de salmón ahumado

    – 3/4 de tarrina de philadelphia light ( esto se va midiendo según  lo líquida que se quiera la salsa)

    – 250 ml de leche desnatada

    – 1 cebolla

    – 1 cucharita de aceite

    – Sal y pimienta

     

    Elaboración:

    Lo primero que vamos a hacer es la salsa con queso philadelphia light. Para ello, ponemos parte del queso en un recipiente y lo calentamos con medio vaso de leche desnatada para que vaya deshaciéndose el queso y vaya licuándose un poco.  Añadimos el queso y la leche paulatinamente para que no salgan grumos y se quede una salsa uniforme.

    Añadimos la cebolla que previamente hemos cortado muy pequeña y calentamos 1 minuto junto con la salsa de queso. Lo último  es el salmón que se añade picado muy fino directamente a la salsa y no lo calentamos, es decir se añade a la salsa ya caliente y ponemos sal y pimienta.

    Para que este en su punto, lo último que cocemos es la pasta y le añadimos la salsa por encima y si os gusta, le podéis añadir un poco de mujol para decorar o incluso para condimentar el plato y listo para servir.

     

    ¡ Espero que os guste !

     

    Top
  • La diabetes es una enfermedad, normalmente, crónica que se caracteriza por dar lugar a niveles altos de azúcar en sangre.

    El páncreas produce insulina, esta  va a regular los niveles de azúcar en sangre, puesto que es la responsable de transportar la glucosa por el torrente sanguíneo hasta los músculos, la grasa y las células hepáticas.  La baja producción de insulina por el páncreas,  la resistencia del organismo a esta última o ambas situaciones, pueden dar lugar a la aparición de diabetes.

    Existen dos tipos de diabetes:

    Diabetes tipo 1:  El cuerpo no produce o produce en muy poca cantidad insulina y se necesitan inyecciones todos los días de esta misma para controlar los niveles de azúcar.

    Suele aparecer mas frecuentemente  en niños o  adolescentes.

    -Diabetes tipo 2: Suele aparecer en la edad adulta. Este tipo de diabetes se desarrolla lentamente y muchas personas que la padecen ni siquiera lo saben.

     

    A parte de estas dos, no debemos de olvidarnos de la diabetes gestacional, puede aparecer en cualquier momento del embarazo y se puede controlar por la dieta pero después del embarazo hay que vigilarlo dado que se tiene mas predisposición.

    Douglas Melton, científico de Harvard, quién desde que a dos de sus hijos les diagnosticaron diabetes, no ha cesado en su investigación sobre esta enfermedad.  Después de muchos años de estudios e investigación, un estudio reciente  le ha llevado a pensar que una hormona llamada betatrofina podría ser un sustituto más eficaz  que la insulina para los enfermos que padecen la diabetes.

    Esto surgió de un estudio en ratas y por eso aún hay que tener cuidado a la hora de dar las cosas por seguras.  Los hallazgos se han realizado en diabetes tipo 2 ( suele aparecer en la edad adulta), pero Douglas tiene la esperanza de que también sea efectiva en la tipo 1 cuyo origen es autoinmune.

    La clave para descubrir la betatrofina fue durante el embarazo ya que en ese estado el organismo multiplica la producción de insulina para proteger al feto. Para que esto sea posible, la celulas beta-pancreáticas se multiplican a un nivel superior a lo normal y se cree que es debido a los altos niveles de betatrofina. Durante el embarazo la células beta-pancreáticas se multiplican cuatro veces mas de lo normal, con la betatrofina se multiplican hasta 30 veces mas.

    De confirmarse este estudio en humanos, la betatrofina se convertiría en un potente sustitutivo de la insulina, pasando de tener que pincharse varias veces al día con insulina a solo hacerlo una vez a la semana o incluso al mes, según apunta el investigador.

    Top