• De todos es sabido que la menopausia es una etapa hormonal muy temida por las mujeres, ya no solo por lo que esto conlleva sicológicamente, sino por las consecuencias físicas que muchas veces la acompañan.
    Síntomas como la perdida de la menstruación, los sofocos y calores nocturnos, los cambios de humor, dificultad para dormir y concentrarse, aumento de peso y cambios del cuerpo, hacen que todas las mujeres temamos su llegada.

    El miércoles 11 de Julio, el HealthyDay News publicaba un artículo en el que se habla de un estudio de gran alcance que relaciona la perdida de peso con la reducción de los síntomas de la menopausia. Este estudio se realizó debido a que la terapia de reemplazo hormonal se relacionó con cáncer y problemas cardiacos según investigaciones.
    Este estudio comprobó que las mujeres que perdían peso y seguían una dieta baja en grasa, combatían mejor los efectos de la menopausia, sobre todo los sofocos, puesto que la grasa retiene el calor de forma que si se disminuye la grasa corporal los sofocos serán menores.

    “Adoptar una dieta saludable es siempre una buena idea”, señaló Samantha Heller, nutricionista, fisióloga del ejercicio y coordinadora de nutrición clínica en el Centro de Atención del Cáncer del Hospital Griffin en Derby, Connecticut.
    Una dieta rica en verduras, cereales enteros, legumbres, frutas y frutos secos (5 nueces al día), es buena para combatir los efectos de la menopausia.
    No debemos olvidarnos del aporte de calcio, muy importante tanto en la premenopausia como en la menopausia. Es cierto que ahora se ha dado mucho “bombo” a la leche de soja, de la cuál yo no soy partidaria. En cambio si soy partidaria de aumentar el consumo de lácteos desnatados, de forma que vamos a tener el aporte necesario de calcio pero con la mitad de grasa. Así mismo aconsejo la ingesta de pescados azules y que lo que se pueda cocinar con caldo de pescado (hecho con las espinas) se haga con él, de forma que contenga tanto el fósforo como el calcio. De esta forma combatimos también una de las consecuencias más importantes de la menopausia como es la “osteoporosis”.
    En realidad, el aumento de peso durante la menopausia se puede evitar, pero si que es cierto que en esa etapa, debido al desarreglo hormonal, nuestro metabolismo suele ser mas lento al quemar la energía y de ahí la importancia de llevar una dieta adecuada a esta situación.

    Top
Arriba

Comentarios

No hay ningun comentario.

Top

Déjanos tu opinión ...

Gravatar