• Click for details

    Comer sano entre semana y de tupper puede ser fácil si cogemos unas ideas básicas. Es cierto que si comemos fuera, comida de casa,  al tener que recalentar los alimentos, a veces estos acaban siendo secos y la comida no nos gusta tanto.

    A su vez, no debemos abusar de lo que siempre es más fácil de llevar, pasta, arroz, pan. Todo eso debe ser en su medida. Lo realmente saludable, si no somos deportistas, ni estamos entrenando para una prueba, sería llevar pasta, arroz y legumbre una vez a la semana cada uno.

    No debemos descuidar el consumo de pescado y carne, siempre podemos buscar una manera o alternativa para que lo podamos tomar y sean apetecibles.

    A la hora de llevarnos carne para comer en el tupper, podemos coger unos trucos para que, siendo sanos, nos ayuden a que se conserve mejor.

    muslospollo450x250

    –          Hamburguesa en vez de filete de ternera.  La carne es necesaria en nuestro día a día, y la idea de comernos un filete de ternera recalentado hace, muchas veces que no la consumamos en los días de diario. Para no recurrir a los empanados, de los cuales no se puede abusar, podemos tomar esa carne en vez de en filete, como carne picada con la que podremos hacer unas hamburguesas sanas de ternera. Un truco es hacerlas al horno junto con tomate y cebolla. Que no se queden muy hechas y con la cebolla y el tomate y un poco de vino seco, podemos hacer una salsa con la que acompañar a la carne y así no se quedaría seca y sería un plato completo. A esta combinación le podríamos añadir calabacín y berenjena.

    –          Carne en salsa. Podemos recurrir a la carne cortada en daditos y hacerla como ragout con poco aceite. Añadiendo la zanahoria, la patata, los guisantes un poco de aceite y vino. Conseguimos un guiso de carne que mantendría el sabor y la textura de los alimentos aunque lo llevemos en el tupper y lo recalentemos.

    –          Fiambre: Podemos realizar fiambres de carne, sustituyendo en muchas recetas el baicon por jamón serrano. O incluso podemos llevar al trabajo un primer plato de verdura y de segundo lacón cocido, j. york, pavo, j. serrano (Sin el tocino), pero esta sería una comida ligera.

    –          El pollo: Es cierto que el pollo a la plancha se quedaría seco si nos llevamos un filete y lo calentamos. Pero una manera sencilla, sana y cómoda, sería llevándolo guisado con vino blanco, cebolla y champiñones.

    Se puede llevar en ensalada junto con queso fresco, taquitos de pavo, pollo, tomate, lechuga e incluso manzana. A la hora de la ensalada, lo recomendable es llevar el aliño aparte de forma que mantenga su textura y sabor.

    Con el pescado tenemos otra serie de inconvenientes a parte de cómo se queda una vez que lo hemos cocinado. Aquí juegan un papel importante los olores, pero vamos a tratar de dar unas ideas para poder consumirlo entre semana en el trabajo.

    –          Platos con salmón ahumado, el salmón ahumado es un pescado azul, rico en grasa poliinsaturadas que nos ayudan a combatir entre otras cosas el colesterol. Se pueden considerar “grasas buenas”.

    Una idea es llevarte para comer patata asada con salmón ahumado. Como la patata puede resultar seca podemos hacer una salsa con yogur desnatado, cebolla y pepinillos para acompañarlo, pero llevándolo por separado. O con una salsa de aceite y limón.

    Ensaladas en las que combinemos el salmón con queso fresco, lechuga, tomate, cebolla, maíz, etc. Sería una ensalada completa a la cuál ya le estamos añadiendo proteína y en concreto el salmón que es un pescado azul con ácidos grasos esenciales, muy importantes para nuestra salud.

    Esa misma ensalada la podemos hacer con gulas o palitos de cangrejo, siempre que no seamos diabéticos, puesto que a veces pueden darnos subida de azúcar.

    –          Pescados blancos hechos al horno con verduras y con una salsa de limón y especias, el truco sería dejar el pescado con un poco de salsa pero llevar por separado un poco más para añadirle una vez estuviese caliente.

    Las salsas, es preferible que sean bajas en grasa, es fácil realizar una salsa con un poco de caldo de pescado, limón y especias. Es ligera, sana y no engorda. EL tomate natural con el pescado al horno es un buen comodín.

    Pastas y arroces

    Pasta with fresh tomatoes and basil

    La pasta y el arroz suelen ser los platos más usados para llevar, probablemente por la comodidad, pero debemos tener en cuenta que no debemos abusar de ellos.

    Si los llevamos con la salsa incorporada, muchas veces la absorben o al calentar se seca. Por eso, en este tipo de platos cuando los llevamos es mejor poner la salsa por separado y juntarla a la hora de comer y calentar. Es bueno que cuando consumamos este tipo de alimentos sea como plato único, pero le podemos añadir algo de proteína a la salsa o como acompañamiento. Podemos aprovechar a poner ahí pescado en conserva como el atún, gulas y gambas, entre otros.

    Las ensaladas de pasta y arroz son fáciles de llevar y bastante completas a la hora de comer, pero también podemos acompañarlos de tomate y fiambre (j. york, pavo o j. serrano SIN TOCINO). De vez en cuando podemos realizar una salsa boloñesa o una carbonara light (queso philadelphia light).

    Verduras y hortalizas

    Las verduras y hortalizas deben de estar siempre presentes en nuestra comida, podemos usarlas como acompañamiento o como plato principal, pero acompañado de un segundo puesto que si no se queda muy pobre.

    Las verduras, a la hora de llevarlas, son más fáciles, podemos llevarlas rehogadas con ajo y aceite, con taquitos de j. serrano, con un poco de salsa con pimentón. Una idea para llevar de vez en cuando son las berenjenas rellenas, para que sean más ligeras se pueden hacer sin bechamel, pero con un poco de tomate triturado, carne, champiñones y un poco de queso light.

    En forma de ensalada también combinándola con alimentos con proteína, para que sea más completa la comida.

    Legumbres

    Las legumbres son uno de los alimentos más ricos de nuestra dieta, es importante incorporarlas a nuestra dieta semanal. Es importante tener en cuenta que la mejor forma de tomar las legumbres es de forma ligera, es decir, con verduras, aunque de vez en cuando un cocido no viene mal.

    Una forma fácil de llevarnos las legumbres es en forma de ensalada o por ejemplo los guisantes, que son legumbre, los podemos llevar con jamón y 1 huevo. Eso es fácil de transportar, una comida completa y sana.

    Top
Arriba

Comentarios

No hay ningun comentario.

Top

Déjanos tu opinión ...

Gravatar