•  

    Ibiza- Formentera (254)

    En el puente de mayo estuve recorriendo parte de las Islas Baleares haciendo algo que desde hace 3 años he descubierto que me encanta,  navegar. A parte de descubrir unos sitios increíbles con aguas cristalinas y playas paradisiacas, me sorprendió una plaga de medusas. Era increíble, de todos los colores, unas  mas grandes que otras, rosas, blancas, con filamentos mas gordos, otros mas finos, pero cientos de ellas. Me sorprendió puesto que siempre había escuchado que suelen en estar en aguas cálidas, y aunque el mediterráneo es de aguas cálidas, en eso días os puedo asegurar que el agua tenía una temperatura semejante al agua de las Islas Cíes en agosto, congelada. Era increíble ver tantas por todas partes, si esto es así ahora, no quiero pensar en pleno verano.

    El aumento de medusas en el mar es debido, entre otras cosas, a la pesca excesiva de sus depredadores marinos y estas se comen a su vez las huevas de los peces de forma que están dando lugar a la disminución de reservas de peces en el fondo marino.

    Muchas veces me he preguntado ¿ cuál es el papel de las medusas? Pues bien, a parte de las funciones que tienen ellas de por sí, ahora la FAO  Organización de Naciones Unidas para la alimentación y Agricultura), recomienda su consumo para contrarestar su presencia en el mar. Esto ya lo hizo con los insectos, y se escuda en que en países como China ya se consumen. A parte de como consumo alimenticio, también están estudiando usar alguno de sus componentes para nuevos medicamentos.

    Aquí es donde empiezan a saltar las alarmas, no todas las especies de medusas serían aptas para el consumo puesto que tienen compuestos muy tóxicos que pueden llevar a la persona que las consuma al hospital o incluso a un final mucho peor.

    Desde el CSIC, Josep María Gili señalo que solo una especie sería apta para el consumo y esta es Cotylorhiza tuberculata. Lo que Josep María Gili apunta es:  “lo que habría que hacer si se coge es guardarla, conservarla, preservarla y eso requiere una comercialización que en estos momentos no existe”, comenta el investigador. Otras especies más abundantes como la Pelagia noctiluca tiene un contenido tóxico más elevado, por lo que el tratamiento previo a realizar para su consumo resultaría “demasiado caro y complejo para que resulte rentable”.extremada cautela ya que podría tener un desenlace fatal si se comen a ton ni son y sin investigar claramente como pueden afectar. Es cierto que uno de sus componentes es el colágeno, igual ahí se abre una vía de investigación de sus beneficios como alimentos.

    Top
Arriba

Comentarios

No hay ningun comentario.

Top

Déjanos tu opinión ...

Gravatar