Ejercicio aeróbico para mejorar la salud y controlar el peso

De todos es sabido lo bueno que es el ejercicio para mantener una buena salud. No sólo debemos pensar en el ejercicio como «castigo» para adelgazar, sino como una vía de escape en estos momentos en la que la palabra estrés o desanimo está presente en todas nuestras conversaciones. El ejercicio mejora el estado de ánimo puesto que durante el mismo se liberan unas sustancias llamadas endorfinas que están directamente relacionadas con el estado de ánimo.

El martes fuí a mi clase de latino y tengo que decir que al salir tenía otra cara, animada, habiendo hecho ejercicio con algo que me gustaba y además de muy buen humor. Pero antes de eso, al entrar en el gimnasio me encontré a Raúl, uno de los profesores de spinning, si cabe, con el que mejor he aguantado una clase, y me dijo: ¡»pero bueno, me tienes en el olvido»! Y no me preguntéis porqué, pero me vino a la mente lo bien que me lo pasaba en sus clases y lo satisfecha que salía yo los sábados por la mañana de gimnasio después de haber hecho esa clase y me comprometí a ir este sábado otra vez.

Con todo esto quería llegar a lo importante que es el ejercicio para todo, y como debemos diferenciar si queremos bajar de peso o muscular. Para bajar de peso debemos llegar a un ejercicio aeróbico que es en el cuál el cuerpo tiene mayor consumo de oxígeno. Este ejercicio practicado durante unos 30 minutos 3 ó 4 veces por semana ayuda a mejorar tanto la salud física como mental. Nos ayuda a bajar la tensión arterial, bajar la frecuencia cardiaca en reposo, disminuir el IMC (índice de masa muscular), bajar el colesterol, bajar de peso quemando calorías extra, aumenta la autoestima y reduce el riesgo de depresión entre otras cosas.

Cuando pasan las navidades, el primer propósito que muchos nos hacemos es hacer ejercicio así que decidimos apuntarnos al gimnasio, pero esos buenos propósitos muchas veces caen en el olvido, como puede ser mi caso muchas veces. Pero ahora no, ¿porque? pues porque he descubierto algo con lo que me divierto y realmente salgo mucho mas animada de lo que entro y me ayuda mucho en los momentos de estrés o en los malos tiempos.

No dejéis de hacer ejercicio, no lo tomemos sólo como un modo para bajar peso, tomemoslo como una rutina, una buena constumbre, un tiempo para nosotros.

Alimentos que nos ayudan a reforzar el sistema inmunológico en invierno

Atrás han quedado ya esos días cálidos en los que el sol nos calentaba con su presencia dando ahora paso al viento, frío y la lluvia. En este tiempo debemos cuidar mucho mas nuestro sistema inmunológico para huir de los temidos catarros que muchas veces no quieren separarse de nosotros en otoño ni invierno.

En la alimentación tenemos una amplia gama de alimentos que pueden ayudarnos a prevenirlos en muchas ocasiones. Entre estos están: el ajo, los cítricos, la cebolla, coliflor, espinacas, jengibre, legumbres y tomates.

Cuántas veces hemos escuchado a nuestras madres y abuelas decirnos: » toma un zumo de naranja con un limón todas las mañanas y veras como no te acatarras», igual no siempre es efectivo pero si que puede ayudar a prevenirlo.

El ajo  ayuda a eliminar sustancias tóxicas del hígado  además de ser un gran diurético. Es muy desintoxicante por tanto beneficioso para el organismo. El ajo lo podemos consumir de diversas formas ya sea cocinado para rehogar verduras o propiamente crudo. También se recomienda en tratamientos de quimioterapia porque ayuda a paliar los efectos secundarios.

Los cítricos: Tienen un alto contenido en vitamina C la cuál es muy buena defensa para prevenir las enfermedades de origen infeccioso. Estos cítricos son característicos del invierno por lo cuál tendremos una gran variedad de ellos. No nos podemos olvidar del kiwi que ademas de su contenido en esta vitamina y además es un buen reconstituyente.

La cebolla tiene un compuesto llamado licina que es un potenciador de las defensas debido a que es un buen antibacteriano.

La espinaca nos aporta una gran cantidad de vitamina A y C y también de hierro lo cuál nos protege de una anemia ferropénica y activando nuestras defensas.

El jengibre se utilizaba hace muchos años como método curativo, ayudando a prevenir la gripe y las infecciones.

Una buena alimentación es esencial para prevenir los catarros y gripes en esta época del año.