¡Feliz Navidad!

Con la resaca de la loteria de navidad solo puedo decir que a mi si que me ha tocado la loteria gracias a vosotros. Sólo puedo daros las gracias por confiar en mí, por seguirme y por hacerme publicidad, porque como bien sabemos los que trabajamos de cara al publico, nuestra mayor publicidad es un cliente contento. Se acaba de marchar de la consulta Elena, una chica que ha cumplido más que con creces su objetivo, se ha ido contenta y satisfecha y eso es mi premio gordo de Navidad. ¡GRACIAS! Porque sé que ella será, junto a vosotros, mi mejor publicidad.

 

Estos días en las redes, los que me seguís, veréis que recalco mucho como poder compensar los excesos que solemos hacer en Navidad, pero también os digo que, con cabeza, nos podemos permitir algún capricho. La cabeza también debe descansar de estar todos los días cuadrando y trantando de rechazar todas las tentaciones que tenemos alrededor, y aunque no debemos olvidar nunca los buenos hábitos, una pausa con cabeza viene hasta bien.

Ahora que vienen esos días en los que parece que la comida se va a acabar, que comemos langostinos sin pensar en el ácido úrico, así como el jamón y todos los platos ricos que nos hacen nuestras madres, suegras y algún que otro cuñado,  solo os digo: » disfrutad». Olvidémonos de los roces, de enfadarnos por tonterías que no merecen la pena, daros ese capricho que no os daís a diario, y aunque es verdad que parece que es obligación quererse porque es navidad, sólo por el mero hecho de ser estas fechas, pues intentemos que no sea una obligación sino que estas navidades sean lo más felices y divertidas para todos. Que luego llega enero y la cosa cambia.

Navidad

Con esta entrada no quiero otra cosa que desearos una muy FELIZ NAVIDAD, feliz año os lo deseo el día 30. Qué los que están pasando por momentos dificiles pasen una feliz navidad, y que El Niño Jesús este año venga cargado de esperanza, salud y amor, y pidamos, como dice mi villancico favorito: » y dime buena mujer, si al fin le haremos caso al corazón y borraremos las penas y tanto mal humor, dime que si porfavor, que entraremos en razón». Pues eso, a ver si nos contagiamos!

¡Pues solo me queda desearos FELIZ NAVIDAD!

¡En estas navidades…Pavo relleno!

Si pensamos en pavo, no en fiambre, sino en el pavo entero, seguro que a muchos nos viene a la cabeza algún familiar trinchando el pavo en navidad. ¿Cuántos de nosotros comemos pavo en al menos una de las celebraciones de navidad? Es cierto que el cabrito, el cordero y a veces el pescado están presentes en nuestras mesas, pero si pienso en navidad, siempre pienso en pavo en Nochebuena.

Desde casa de los abuelos Pablo y Pili, en casa de los abuelos Baselga, el día 25 de diciembre con todos los Baselga en casa, con el tío Nacho trinchando el pavo, que había cocinado la tía Mónica ( que no os imagináis como cocina), a la vez que cantaba: «He comido pavo, he comido pavo…» Canción que ahora les enseño a mis sobrinos y mis hermanos me miran como: » te vas a enterar el día de mañana». En casa del tío Alfonso con el maravilloso relleno que hace mi tía Lala y con todos mis primos a los que adoro, y la revolución de niños, porque ya suman unos cuantos. En la cena en casa de la tía Tere con el pavo acompañado de unos ricos aperitivos, acompañamiento y risas, muchas risas, y este año en casa. ¿Qué tal le saldrá a mi madre? Es cierto que cocina muy bien, pero no recuerdo la última vez que hizo pavo, pularda sí, pero pavo… Pero desde luego el pavo me trae a la cabeza buenos recuerdos y , la única fecha en la que me apetece tomarlo y no porque sea bajo en grasa y adecuado para una dieta de adegazamiento.

Recordando como iban haciendo los pavos por casa de mis tíos y en mi propia casa, se me ocurrió dejaros una receta, dado que las fechas lo requieren y nunca está mal probar una nueva.

El pavo proviene de México, el primero que llegó a Europa fue el pavo real, que poco a poco se fue sustituyeno por el pavo americano cuya carne es más blanda y rica. Fue tan famoso que acabó siendo un producto de lujo que no faltaba en ninguna celebración.

En España se suele tomar la noche del 24 o comida del 25 de diciembre e incluso la noche de fin de año. Normalmente suele ser el pavo relleno y en muchas ocasiones, a parte de la salsa que sale se cuele acompañar con salsa de castañas o compota de manzana.

Pavo de Navidad

pavo1

Ingredientes

– 1 pavo (4-5kg)

-5 manzanas reineta

-200 gr de ciruelas pasas

-200 gr de cebolla

-200 ml de vino blanco

-100 ml de jerez

– 200 ml de caldo de pollo

– 1/2 kilo de carne picada (mezcla de ternera y cerdo)

– 200 gr Jamón serrano

– 2 cucahradiras de pimienta negra molida

– 2 cucharaditas de ajo en polvo

– Aceite de oliva

– sal

Modo de elaboración:

Lo primero que vamos a hacer es picar todos los ingredientes del relleno. Una vez tenemos picadas las ciruelas las ponemos a macerar con el jerez.

Freímos un poco la carne picada hasta que pierda el color rosáceo y añadimos la cebolla, el jamón serrano muy picado y la manzana hasta que quede un poco más blanda. Lo mezclamos todo bien con las ciruelas y una vez este tod mezclado rellenamos el pavo y lo cosemos, el cuál habremos untado con aceite de oliva y salpimentado. Lo que sobre del relleno lo ponemos alrededor del pavo.

Una vez tengamos el pavo relleno y cosido, lo ponemos en una bandeja bien engrasada y lo metemos en el horno que hemos precalentado antes a 175ºC. Lo ponemos cubierto con papel albal para que no se queme, pero lo retiraremos 30 minutos antes de sacar el pavo del horno. Lo dejamos entre 3 horas y 3 horas y media, siempre comprobandolo y bañando al pavo con su propia salsa para que siempre quede jugoso.

Luego lo servimos con una compota de manzana acompañando a la salsa que nos ha salido del pavo.

 

¡Espero que os guste y lo disfrutéis tanto como lo voy a hacer yo!

¡»Winds of change»…y con ellos llega la navidad!

Esta entrada en el blog es un poco más personal que otras veces, aunque ya sabéis los que me leéis que lejos de ser un blog técnico, aunque a veces lo es, trato de ser lo más cercana que puedo y creo que esa es mi marca :-).

Después de recibir el comunicado que me mandó una de mis pacientes más fieles, el cuál transcribo:

«Por medio del presente comunicado se les informa que a partir del día de hoy estaremos ausentes tomando un merecido descanso, para regresar con ustedes el día 7 de enero del 2015. Les deseamos Felices Fiestas y próspero año nuevo.

ATENTAMENTE: La lechuga, el pan integral, la fruta, la leche desnatada, el apio, el pepino, las acelgas,…

PD: En nuestra ausencia, los atenderán con el mismo gusto de siempre: El solomillo, los langostinos, la mantequilla, las salsas, el cordero, el pavo, los polvorones, el roscón y todo bañado con vino, cerveza, champán…»

fruteria2

 

¿Quién no ha recibido ese mensaje? pues decidí hacer un post especia,l lejos de vanagloriar a los alimentos con los que convivo todo el año y gracias a los cuales tengo trabajo :-), pero que, aunque no debamos dejarlos en el olvido estos días, viene bien desconectar. A eso le sumo que me he levantado con un espíritu navideño increíble y eso que a mi estas fechas, desde hace unos años, no me gustan en exceso. Pues hoy no ha sido así,¿me habrá venido a visitar el fantasma de la navidad pasada? o habrá sido el de la futura? El caso es que me he sentado en mi mesa de la consulta y me he puesto a escuchar un villancico que me encanta » Ole, Ole» de Monserrat Caballé con Los del río. Y me he dicho a mi misma:»Leti, ¿que te pasa hoy?» Y he empezado a pensar en que igual son los cambios que ha habido en este último mes y aún no os lo había contado por aquí.

image(25)

Resulta que el día 1 de diciembre, concidiendo con el cumpleaños de una de las personas más importantes para mí, inauguré nueva consulta. Realmente no es solo consulta, he cambiado de oficina y no lo he hecho sola. Cocholate (www.cocholate.es) y Dietistanutricionista.com, o mi consulta, como lo queramos ver :-), estamos compartiendo oficina. Seguro que pensáis: ¿que tienen que ver las dos cosas? Pues aunque no lo creáis, para mí mucho. Mis pacientes, que acaban siendo mis amigos y somos una gran familia, llegan a un ambiente acogedor y familiar. La consulta es más luminosa y grande, paredes blancas, y si te descuidas, encuentras el regalo perfecto para tus hijos, recién nacidos, o incluso para tí. O si te toca esperar, puedes ver el magnífico trabajo que hacen. Así mismo, todos los padres que os guste Cocholate, podéis expresar o preguntar todas las dudas que se os planteén en cuanto a la alimentación de vuestros niños.

Cuando pensaba en como titular este post, decidí el titulo de esa canción de Scorpions, porque si que creo que vienen cambios, y cambios positivos. Confío seriamente en que el 2015 va a venir cargado de cosas buenas pero eso lo dejarems para el próximo post ya de final de año.

¿Dónde estamos?En la calle Espronceda 27, 1º C. Espero que os guste el cambio.

Disfrutad de la navidad, y aunque os recomiendo que hasta el 23 no os olvidéis de los buenos hábitos, algún capricho nos podemos permitir.