¡¡ El chocolate y los estados de ánimo !!

De todos los años que llevo trabajando en nutrición y por
experiencia propia, muchos de nosotros tenemos “dependencia” del chocolate. Muchos
pensarán que solo es cosa de mujeres, pero no, la dependencia es tanto en
hombres como en mujeres.

Muchas veces coincide con los estados de ánimo de cada
persona,  estudios demuestran que las
personas con depresión suelen consumir chocolate y eso puede ser debido a que  contiene Feniletilamina, compuesto que segrega
el cerebro cuando una persona está enamorada.

Aunque dejando el amor de lado, la feniletilamina hace que
se segreguen otros compuestos que producen bienestar como son las endorfinas.

El chocolate también va a proporcionar cafeína aunque en
menor grado que el café.

Por todo esto, a,  veces cuando estamos tristes tendemos a comer
chocolate ya que este nos va a proporcionar una sensación de bienestar y va a
calmar un poco nuestros ánimos.

Si al consumo moderado de chocolate, puesto que tiene un
alto contenido calórico, le sumamos la práctica de deporte (caminar ya es un
deporte) quemaríamos calorías y reforzaríamos los efectos beneficiosos puesto
que durante  el deporte también segregamos
endorfinas que mejoran nuestro ánimo.

En la consulta, infinidad de veces he escuchado: “Leti,
necesito chocolate” y es cierto que el chocolate es pura grasa, casi un 80 %
del cacao es grasa y eso no es compatible con las dietas, pero es mejor tomar
una onza al día o un yogur de chocolate de 0.9 %MG que la ansiedad que te produce
el no tomarlo, con lo cuál yo trato de suplir esa necesidad con productos que
contienen chocolate pero con menos cantidad de grasa.

Yo siempre digo que resistirse al chocolate los primeros días
es un horror, pero si pasas los 3 primeros días sin probarlo, tienes un 70 % de
la batalla ganada, ahora, como el primer día lo tomes, resistirte el siguiente
es complicado, que no imposible, y la batalla va tornándose más complicada….

 

Es importante aprender a controlar la ansiedad pero a veces
es imposible y puede mas ella que nosotros por eso un día de dieta es un éxito,
es una batalla ganada y hay que sentirse orgullosos, cada día superado es un
paso más hacia nuestra meta y una forma de demostrarnos que nosotros podemos.