• Click for details

    Un estudio realizado por la OMS en colaboración con investigadores del Imperial College de Londres, determinó que en 2017 un 13% de la población tenía problemas de peso.

    Todo esto debido a la adquisición de malos hábitos de alimentación y un estilo de vida sedentario. Esto lleva a que una parte de la población esté sufriendo problemas importantes de salud y España se encuentra entre los primeros casos de países con obesidad y sobrepeso que traen enfermedades con ataques al corazón, enfermedades del hígado y diabetes.

    Para ayudar a frenar estos problemas, es necesario adquirir un estilo de vida saludable, y mejorar en las áreas de alimentación y nutrición acudiendo a profesionales, como una dietista y nutricionista en Madrid como Leticia Garnica. Pero antes de nada, primero hay que entender la diferencia en alimentación y nutrición, ya que aunque pueden sonar parecidos, son conceptos muy diferentes.

    ¿Es lo mismo nutrición y alimentación?

    Los conceptos de alimentación y nutrición son necesarios entre ellos. Alimentarse es la acción de comer, y la nutrición tiene en cuenta el proceso biológico de nuestro organismo tras comer.

    La alimentación engloba todo el proceso desde la necesidad de obtener el alimento y tomar los nutrientes dentro de ellos, necesarios para nuestro cuerpo. Implica un proceso de selección de alimentos, condicionado por el conjunto de las costumbres, situación geográfica y factores socioeconómicos.

    La nutrición está relacionada con los procesos internos en los que se transforma la comida consumida y utilizamos los nutrientes para mantener nuestra salud y vivir.

    La principal diferencia entre la alimentación y nutrición, es que la primera es un proceso voluntario que consiste en la preparación e ingesta de alimentos. La elección que realizamos en este proceso viene determinada por nuestras costumbres, modas o deseos del momento.

    La nutrición en cambio, es un proceso involuntario e inconsciente en el que el organismo incorpora los nutrientes obtenidos de los alimentos ingeridos. Estos nutrientes se dividen en cinco: Proteínas, Grasas, Hidratos de Carbono, Vitaminas y Minerales.

    Una mala alimentación, lleva irremediablemente a una mala nutrición del cuerpo, ganando peso y con ello problemas de salud. Es recomendable informarse en clínicas para adelgazar en Madrid para contar con ayuda de profesionales.

    Top
Arriba

Comentarios

No hay ningun comentario.

Top

Déjanos tu opinión ...

Gravatar