¿Cómo nos relacionamos con la comida?

Cada vez es más frecuente que personas cercanas a nuestro entorno nos comenten que quieren hacer dieta, o seas tú quién haya tomado el paso con el objetivo de perder unos kilos o mantener tu peso actual.

Esto no supone ningún problema, pero ¿qué pasa si se convierte en una obsesión? ¿qué ocurre si nos dedicamos a analizar cada cosa que comes de forma excesiva? ¿o si nuestro ánimo depende si conseguimos superar la tentación de comer algo que no deberías?

Existe una tendencia en aumento de personas qué se quejan qué comer se ha convertido en una tortura y que según ellos, no pueden comer cosas sabrosas porque quieren perder peso. Por eso es importante contar con la mentalidad adecuada para hacer dieta.

¿Cómo tener la mentalidad adecuada para empezar con una dieta?

El pensamiento a la hora de empezar una dieta suele venir condicionado por las diferentes creencias y pensamientos que están relacionados con la cultura de la dieta y como las personas se relacionan con tu cuerpo. Qué en algunos casos no se lleva de una forma saludable y limita y altera aspectos de nuestra vida.c

Todas estas creencias y pensamientos hacen que la persona adquiera conductas que van a ser nocivas para su estado anímico.

Algunas de las creencias y malos hábitos mentales que se suelen tener al hacer una dieta son:

Las personas con esta mentalidad siempre acaban con un dilema, y es que tras haber conseguido con éxito hacer la dieta estricta, luego se permiten comer uno de sus alimentos ‘prohibidos’ como recompensa por el esfuerzo. Lo que luego causa una sensación de culpabilidad por haberse saltado sus normas autoimpuestas.

Esto llega a generar una sensación de ansiedad asociada a la comida y se entra en un bucle vicioso de:

PRIVACIÓN > ANSIEDAD > ATRACÓN > PRIVACIÓN

Que hace que nunca llegue a tener esa sensación de logro por hacer la dieta.

Este tipo de personas se definen con falta de voluntad y frustradas, porque relacionan seguir una dieta con un momento de responsabilidad en la que hay que seguir una orden establecido. Cualquier interferencia les afecta a su autoestima y provoca malestar por no seguir la dieta al pie de la letra.

Esto provoca una lucha interna entre la necesidad fisiológica de comer que tenemos a diario, con las reglas que se han impuesto a si mismos, que nos lleva a un profundo malestar que viven día a día.

¿Qué mentalidad se recomienda para hacer la dieta?

Si buscas una nutricionista en Madrid que pueda ayudarte a hacer dieta con una mentalidad sana. Solo tienes que solicitar tu cita en mi web.

Entradas recomendadas