Los mejores 7 alimentos para combatir el frío

Ya estamos en otoño, y con el, ya llega el frío a nuestras casas. Así que para combatir las bajas temperaturas tenemos que utilizar todo lo que podamos para mantener el calor: llevar ropa que proteja del frío, poner la calefacción, pero llevar una buena alimentación también nos permite mantenernos calientes.

Así que como tu dietista y nutricionista en Madrid, te voy a enseñar los 7 mejores alimentos para combatir el frío y poder pasar mejor los días de frío que van a venir.

Sopa, caldo y crema

Son un clásico del invierno, no solo te calientan por dentro, sino que ayudan a hidratar tu cuerpo. Además ayudan a aportar nutrientes y son muy versátiles, se pueden hacer caldos de casi todo.

Si pensamos en una sopa o un caldo, el de pollo seguro que se nos viene a la mente, no sin ninguna razón, tiene un efecto antiinflamatorio que ayudan contra las infecciones respiratorias. También se pueden realizar cremas y caldos de verduras que nos aportan vitaminas y que deberíamos tomas al menor una vez al día.

Legumbres

Otro clásico, las legumbres nos aportan energía y calor y son muy completar en su valor nutricional. Te dan proteínas, minerales, vitaminas y fibras.

No solo tienen un alto aporte nutricional, sino que ayudan a tu metabolismo para mantener la temperatura corporal, además de tener un efecto saciante. Se pueden combinar con arroz o verduras para una comida equilibrada. Sin duda no pueden faltar en tu mesa.

Frutos secos

Aunque suelen tener una mala fama, se pueden comer sin sal y sin freír perfectamente si solo comemos un puñado al día. Tienen un alto aporte calórico que ayuda a darte un plus de energía en los días de frío.

Bebidas calientes

Una bebida caliente es el complemento ideal para ayudar a combatir el frío, no solo te dan calor y te hidratan, también apenas tienen calorías. Manzanillas y jengibre son las más recomendadas. Otras como el café o el chocolate caliente se deben tomar con moderación.

Pescado azul

Aporta una gran cantidad de energía extra, gracias a su gran contenido en ácidos grasos como el Omega 3. También aportan vitamina D para cuando los días empiezan a volverse más cortos.

Condimentos

Existen algunos condimentos y especias que nos ayudan a combatir el frío. El jengibre, la canela, la curúmba o el ajo y la cebolla se pueden usar en platos para darte un mayor aporte energético.

Frutas y más frutas

Pueden que no sean lo primero que te viene a la mente, pero su aporte de vitaminas y agua es imprescindible para mantenernos saludables y calientes. Los cítricos nos aportan vitamina C para nuestro sistema inmune y ayudar contra los típicas gripes de invierno.

El alcohol NO ayuda

Contrario al mito de que tomarse un vaso de whisky te ayuda a calentarte, el alcohol tiene un efecto vasodilatador, que parece que nos caliente en un momento pero es un efecto que se pasa rápido y volveremos a tener frío en poco tiempo.

Si quieres un dieta que te ayude a combatir el frío, silo tienes solicitar información y contactar con la mejor dietista de Madrid. Te ayudará a llegar a tu peso ideal y adquieras hábitos de vida saludables para ayudarte a adelgazar sin pasar hambre.

La fruta y el ejercicio

La fruta y el ejercicio

Desde que somos pequeños nos han intentado establecer el hábito de comer fruta. Lo recomendable sería comer de 2 a 4 frutas, en condiciones normales, al día.

Seguramente habrá muchos que se pasen en ese número y otros que no lleguen ni en una semana a alcanzar esa cantidad. Es peor no llegar que pasarse, pero ojo, como siempre, los excesos no son buenos, si quedándonos cortos podemos tener alguna carencia alimenticia, si nos pasamos podemos tener un exceso de fibra y de azúcares que pueden darnos malestar.

La fruta es un grupo de alimentos esencial en nuestra dieta puesto que influye en nuestra salud gracias a su contenido en vitaminas, minerales, fibra y sustancias antioxidantes (vitamina C, flavonoides, beta- carotenos, vitamina E, licopeno, entre otras). Junto con las verduras son casi la única fuente de vitamina C.

Las frutas tienen un papel importante en nuestra alimentación debido a sus propiedades nutritivas entre las que se encuentran:

–          Alto contenido en agua: gracias a esto ayuda a la eliminación de toxinas y a la hidratación de organismo

–          Son fuente casi exclusiva de vitamina C: sobretodo fresas, kiwi, cítricos, etc.

–          Alto contenido en fibra: ayuda a regular nuestro intestino y a evitar el estreñimiento.

–          Contiene antioxidantes naturales.

Clasificación de la fruta según el índice glucémico.

La fruta se puede clasificar, entre otras formas, por el índice glucémico. El índice glucémico es el tiempo que tarde el organismo en descomponer los azúcares de un determinado alimento, en glucosa y pasar a la sangre para luego ser usado como fuente de energía. La velocidad a la que se digieren los distintos componentes de los alimentos está relacionado con la cantidad de fibra y la composición del resto de los alimentos presentes en el estómago.

Dentro de las frutas tenemos aquellas que tienen un índice glucémico alto, cuya glucosa se asimilaría de manera rápida, y las de índice glucémico bajo, cuya glucosa tarda más en asimilarse y en llegar al torrente sanguíneo.

Es importante que tengamos claro cuándo debemos tomar fruta de alto índice glucémico y cuándo la de bajo índice glucémico a la hora de hacer ejercicio.

En entrenamientos, lo mejor son las frutas de índice glucémico bajo puesto que sus azúcares son de lenta absorción y dan energía de forma más continuada y por un periodo de tiempo más largo. Dentro de este grupo tenemos las manzanas, las fresas, las uvas, las cerezas, las peras, pomelo, piña.

Una vez acabado el entrenamiento, para recuperar, lo bueno son las frutas de índice glucémico alto, nuestro organismo va a asimilar esos azúcares de forma rápida, teniendo un aporte de azúcar en sangre rápido que nos dará energía que será usada en el momento. Dentro de estas frutas están la naranja, plátano, mango, melón, sandía.

Durante la carrera es recomendable tomar fruta puesto que se absorbe de forma rápida y se extrae la energía rápidamente y además es fácil de digerir. La fruta que podríamos tomar en mitad de la carrera sería de alto índice glucémico como puede ser plátano, naranja, etc.