EL AZÚCAR Y EL CORREDOR (II)

dietas deportivas

De un tiempo a esta parte se habla mucho sobre el riesgo para la salud que puede ser consumir una elevada cantidad de azúcar en la dieta, tanto para un corredor como para una persona que no lo es.

En términos de nutrición hay que coger todo con pinzas puesto que en este campo no hay “verdad absoluta sino muchas verdades relativas” y si nos volvemos drásticos, prácticamente no comeríamos nada.

Se han realizado distintos estudios en los que se habla del riesgo de consumir una alta cantidad de azúcar en la dieta, pero cuando hablamos de azúcar, hablamos de sacarosa (glucosa + fructosa) que se añade a distintos para endulzarlos y como azúcar de mesa. Un estudio publicado en American Journal of Clinic Nutrition, «Dietary sugars and cardiometabolic risk: systematic review and meta-analyses of randomized controlled trials of the effects on blood pressure and lipids» concluyeron que el abuso de productos azucarados, entre ellos bebidas azucaradas, influía negativamente en los indicadores de riesgo cardiovascular como son los Triglicéridos, colesterol y presión arterial. Esto se debe a que el exceso de azúcar que el cuerpo no usa como energía lo guarda en forma de reserva grasa en el organismo.

Así mismo, en otro estudio publicado por The Journal of Nutrition, se recalcó el aumento del riesgo de padecer diabetes tipo 2 puesto que un exceso de consumo de azúcar está relacionado con resistencia a la insulina.

Si por el contrario hacemos un uso equilibrado de los hidratos de carbono sabiendo cuál va a ser la respuesta de nuestro organismo hacia ellos, no tendríamos problema.

Índice glucémico de los alimentos.

Como hemos hablado antes, la glucosa es un hidrato de carbono sencillo que se puede obtener de distintas formas puesto que el producto final del metabolismo de los hidratos de carbono va a ser ella.

La glucosa nos va a dar una energía rápida cuando realizamos ejercicio, si los hidratos de carbono que ingerimos son de rápida absorción, tendremos esa glucosa de forma muy rápida en el torrente sanguíneo.

El índice glucémico nos va a indicar la respuesta glucémica que tiene nuestro organismo frente a ese alimento que estamos ingiriendo. Es decir, el tiempo que tarda en llegar glucosa a la sangre una vez hemos ingerido ese alimento.

El corredor necesita energía, necesita hidratos de carbono en su alimentación porque le van a ayudar a tener sus reservar de glucógeno en nivel adecuado y van a favorecer el trabajo del músculo evitando que la fatiga aparezca de forma temprana.

Si nosotros vamos a salir a correr o entrenar pero poco tiempo, una hora más o menos, debemos tomar antes de entrenar alimentos de índice glucémico alto, como son los melocotones, los kiwis, el melón, albaricoques. Acompañando de algo de pavo o jamón york, incluso algún fruto seco.

Si por el contrario nos enfrentamos a una carrera o entrenamiento largo debemos ingerir alimentos con bajo índice glucémico como son la pasta, el arroz, lácteos, patata, pan integral, pan blanco. Y eso lo podemos combinar con proteína baja en grasa.

azucares

¿Debe consumir un corredor azúcar?

El azúcar de mesa, el azúcar de los dulces, no es esencial en la dieta del corredor. Lo que sí son esenciales son hidratos de carbono, incluyendo los monosacáridos como la glucosa y fructosa, los disacáridos como la sacarosa o los oligosacáridos como los almidones. Todos ellos al metabolizarse nos van a aportar glucosa que es la que alimenta, entre otros, a nuestro cerebro. Y aunque el azúcar de los dulces, el de mesa, no dejan de ser hidratos de carbono, es mejor tomarlos en momentos determinados.

¿Cuándo? Cuando estamos en una carrera, podemos tomar geles o “gominolas” que nos aportan el azúcar sencillo de forma rápida cuando notamos que nuestras fuerzas flaquean un poco. Pero no debemos olvidar que en las carreras, en lo avituallamientos, hay una variedad de alimentos entre los que pueden encontrarse fruta como el plátano, frutos secos, geles y geles. Todos ellos nos aportan glucosa de forma rápida sin tener que recurrir al azúcar común.

 

¿Qué alimentos consumir después de una carrera ricos en hidratos de carbono?

Después de una carrera es necesario reponer los depósitos de glucógeno gracias a la ingesta de hidratos de carbono” (azúcares, incorrectamente llamados).

Nada más terminar la carrera es conveniente ingerir pasta, arroz, zumos de frutas, fruta en sí, miel (yogur con miel, barritas con miel), tostada con pavo o j york o incluso con miel o mermelada, queso o productos lácteos.

Así mismo, aunque no hay que abusar puesto que todo exceso es malo, puedes permitirte la licencia de tomar dulces, pero sabiendo que puedes reponer de otra forma las reservas de glucógeno.

Diabetes: ¿Betatrofina sustituta de la insulina?

La diabetes es una enfermedad, normalmente, crónica que se caracteriza por dar lugar a niveles altos de azúcar en sangre.

El páncreas produce insulina, esta  va a regular los niveles de azúcar en sangre, puesto que es la responsable de transportar la glucosa por el torrente sanguíneo hasta los músculos, la grasa y las células hepáticas.  La baja producción de insulina por el páncreas,  la resistencia del organismo a esta última o ambas situaciones, pueden dar lugar a la aparición de diabetes.

Existen dos tipos de diabetes:

Diabetes tipo 1:  El cuerpo no produce o produce en muy poca cantidad insulina y se necesitan inyecciones todos los días de esta misma para controlar los niveles de azúcar.

Suele aparecer mas frecuentemente  en niños o  adolescentes.

-Diabetes tipo 2: Suele aparecer en la edad adulta. Este tipo de diabetes se desarrolla lentamente y muchas personas que la padecen ni siquiera lo saben.

 

A parte de estas dos, no debemos de olvidarnos de la diabetes gestacional, puede aparecer en cualquier momento del embarazo y se puede controlar por la dieta pero después del embarazo hay que vigilarlo dado que se tiene mas predisposición.

Douglas Melton, científico de Harvard, quién desde que a dos de sus hijos les diagnosticaron diabetes, no ha cesado en su investigación sobre esta enfermedad.  Después de muchos años de estudios e investigación, un estudio reciente  le ha llevado a pensar que una hormona llamada betatrofina podría ser un sustituto más eficaz  que la insulina para los enfermos que padecen la diabetes.

Esto surgió de un estudio en ratas y por eso aún hay que tener cuidado a la hora de dar las cosas por seguras.  Los hallazgos se han realizado en diabetes tipo 2 ( suele aparecer en la edad adulta), pero Douglas tiene la esperanza de que también sea efectiva en la tipo 1 cuyo origen es autoinmune.

La clave para descubrir la betatrofina fue durante el embarazo ya que en ese estado el organismo multiplica la producción de insulina para proteger al feto. Para que esto sea posible, la celulas beta-pancreáticas se multiplican a un nivel superior a lo normal y se cree que es debido a los altos niveles de betatrofina. Durante el embarazo la células beta-pancreáticas se multiplican cuatro veces mas de lo normal, con la betatrofina se multiplican hasta 30 veces mas.

De confirmarse este estudio en humanos, la betatrofina se convertiría en un potente sustitutivo de la insulina, pasando de tener que pincharse varias veces al día con insulina a solo hacerlo una vez a la semana o incluso al mes, según apunta el investigador.

Diabetes ¿ Betatrofina sustitutiva de la insulina?

La diabetes es una enfermedad, normalmente, crónica que se caracteriza por dar lugar a niveles altos de azúcar en sangre.

El páncreas produce insulina, esta  va a regular los niveles de azúcar en sangre, puesto que es la responsable de transportar la glucosa por el torrente sanguíneo hasta los músculos, la grasa y las células hepáticas.  La baja producción de insulina por el páncreas,  la resitencia del organismo a esta última o ambas situaciones, pueden dar lugar a la aparición de diabetes.

Existen dos tipos de diabetes:

Diabetes tipo 1:  El cuerpo no produce o produce en muy poca cantiidad insulina y se necesitan inyecciones todos los días de esta misma para controlar los niveles de azúcar.

Suele aparecer mas frecuentemente  en niños o  adolescentes.

Diabetes tipo 2: Suele aparecer en la edad adulta. Este tipo de diabetes se desarrolla lentamente y muchas personas que la padecen ni siquiera lo saben.

 

A parte de estas dos, no debemos de olvidarnos de la diabetes gestacional, puede aparecer en cualquier momento del embarazo y se puede controlar por la dieta pero después del embarazo hay que vigilarlo dado que se tiene mas predisposición.

Douglas Melton, científico de Harvard, quién desde que a dos de sus hijos les diagnosticaron diabetes, no ha cesado en su investigación sobre esta enfermedad.  Después de muchos años de estudios e investigación, un estudio reciente  le ha llevado a pensar que una hormona llamada betatrofina podría ser un sustituto más eficaz  que la insulina para los enfermos que padecen la diabetes.

Esto surgió de un estudio en ratas y por eso aún hay que tener cuidado a la hora de dar las cosas por seguras.  Los hallazgos se han realizado en diabetes tipo 2 ( suele aparecer en la edad adulta), pero Douglas tiene la esperanza de que también sea efectiva en la tipo 1 cuyo origen es autoinmune.

La clave para descubrir la betatrofina fue durante el embarazo ya que en ese estado el organismo multiplica la producción de insulina para proteger al feto. Para que esto sea posible, la celulas beta-pancreáticas se multiplican a un nivel superior a lo normal y se cree que es debido a los altos niveles de betatrofina. Durante el embarazo la células beta-pancreáticas se multiplican cuatro veces mas de lo normal, con la betatrofina se multiplican hasta 30 veces mas.

De confirmarse este estudio en humanos, la betatrofina se convertiría en un potente sustitutivo de la insulina, pasando de tener que pincharse varias veces al día con insulina a solo hacerlo una vez a la semana o incluso al mes, según apunta el investigador.